Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Un grupo de hoteleros y restauranteros ubicados sobre la avenida Costera separa los desperdicios orgánicos que generan en sus negocios para utilizarlos como composta de plantas y flores en los camellones centrales.

David Martínez Álvarez, integrante del grupo Monkey Sup, que desde hace varias semanas realizan acciones de prevención ambiental, explicó que separan la basura que generan en más de cinco negocios y destinan para el basurero, la inorgánica.

También te puede interesar: ¡Dan luz verde! Construirán club de playa en Mahahual 

Dijo que los desperdicios inorgánicos los convierten en composta para darle vitalidad a las plantas y flores que adornan los camellones para evitar la mezcla de ambos, porque si no reciben un tratamiento adecuado y se mezclan ambos, se convierten en un grave riesgo ambiental, ya que se filtran los lixiviados al subsuelo y van a dar a la laguna vía subterránea.

Indicó que es una iniciativa que emprendieron algunos negocios asociados, aunque lo ideal sería que lo adopten todos los restaurantes, hoteles y demás establecimientos que generan este tipo de desechos, para aprovechar su destino final y evitar contaminar el manto freático.

Es una iniciativa que emprendieron algunos negocios asociados, aunque lo ideal sería que lo adopten todos los restaurantes, hoteles y demás establecimientos

Martínez Álvarez expuso que con la composta que obtienen, pretenden sembrar árboles frutales en camellones y zonas públicas, que además de adornar algunos puntos de la ciudad, contribuirá a mantener pulmones de oxígeno.

Explicó que trabajan por su cuenta, “No trabajamos con asociaciones civiles ni partidos políticos, todo lo conseguimos con donaciones y de nuestro bolsillo”, enfatizó tras señalar que en las primeras actividades se han sumado más personas y empresas.

Manuel Chí López, representante del sector indígena ante el Comité de Cuenca del Sistema Laguna de Bacalar, consideró necesario que se adopten medidas en el basurero local para evitar que los envases que contienen residuos químicos se mezclen con los lixiviados y terminen en el manto freático, porque está comprobado que terminan en la Laguna, a través de conexiones subterráneas.