Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Ingenio San Rafael de Pucté inició con el sopleteado a vapor de las ocho caldereras de la fábrica para que el lunes arranque el corte de caña y molienda de la caña de azúcar.

Martin Barajas Linarte, secretario General de la sección 136 del Sindicato azucarero, informó que el proceso consiste en graduar los aparatos y reparar defectos, si es que se encuentran, a fin de evitar contratiempos durante la zafra 2017-2018 que arranca formalmente la próxima semana.

También te puede interesar: Obreros trabajan a marchas forzadas para el inicio de zafra

“Ya casi está al cien por ciento para que empiece la molienda, sin embargo, existe un protocolo a seguir, para luego empezar a moler caña quemada de una manera masiva, pues aseguro la fábrica tiene una capacidad de moler hasta dos millones de toneladas de caña en cada zafra, aunque nunca se ha producido tal cantidad en Quintana Roo”.

Precisó que en una suma de esfuerzos entre el personal sindicalizado y de confianza se trabajó en todos las áreas de la fabrica para cumplir con los tiempos.

“No hay atrasos por el paro, todo el equipo está al cien, son pruebas de rigor y lo que nos preocupa es mantener activa la fábrica dentro de los seis meses que dura la molienda, porque se trabaja las 24 horas del día, los siete días de la semana, ese es el reto de cada año”.

Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Unión de Local de Productores de la CNPR, señaló que empezaran a surtir al ingenio con caña a partir del lunes, aunque oficialmente se espera que se realice el evento protocolario el próximo 15 de diciembre.

Sin embargo, dijo que aunque no se tiene contemplado el lugar, porque se espera la confirmación de agenda del Gobernador del Estado en lo que sería el primer machetazo para la zafra 2017-2018.

Indicó que los comisionados de zafra en cada una de las 14 comunidades productoras de caña de la ribera del Río Hondo, además que se cuentan con dos mil 800 cortadores de caña como mano de obra principal, además de contar con maquinaria como cosechadoras, alzadoras, tractores, camecos y camiones cañeros para garantizar una buena cosecha en tiempo y forma.

Agregó que se tiene un estimado de cosecha de más de un millón 600 mil toneladas de caña que producen cerca de tres mil 500 productores de la ribera del Río Hondo, generando esta industria más de 30 mil empleos directos e indirectos tan solo durante los seis meses que dura la cosecha.