Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En 2017, 700 mujeres en el municipio capitalino se incorporaron al autoempleo por medio de cursos impartidos por el Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM) y el Instituto de Capacitación para el Trabajo (ICAT).

Silvia Damián López, directora general del IQM, indicó que se impartieron cursos en: tejido, bordado, drapeado, repostería fina y avanzada, pastelería, urdido de hamacas, uñas acrílicas, manualidades, belleza avanzada, bolsas artesanales y macramé, corte y confección moderno.

También te puede interesar: Capacitan a más de tres mil personas de zonas rurales

“A través del ICAT y el IQM, se otorgaron las herramientas necesarias para la capacitación de la población femenina con el fin de fomentar el autoempleo y profesionalizar negocios coordinador por mujeres”, indicó.

Resaltó que el instituto gestiona los recursos de capacitación para potencializar las capacidades productivas de las mujeres vulnerables y busca expandir sus oportunidades económicas, generando nuevas posibilidades para el ejercicio de sus derechos económicos, sociales y culturales, que les permita satisfacer sus necesidades básicas.

Indicó que en las diferentes delegaciones del IQM, se impartieron cursos donde las mujeres podrán contar con un oficio que les permita un sustento económico como el tejido, la repostería, pastelería, urdido de hamacas, uñas acrílicas, entre muchas otras actividades.

“La capacitación es parte de integrar a las mujeres que han decidido emprender negocios por cuenta propia y con ello tienen una opción para mejorar la economía familiar”, puntualizó.

En el Estado de Quintana Roo, 47 mil 400 mujeres de 15 años y más son parte de la población ocupada que vive al día con un salario mínimo, es decir, con poco más de 80 pesos, según cifras del tercer trimestre del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con las últimas cifras del Inegi, sobre el empleo en el estado, también existen más de 76 mil mujeres de 15 años y más ocupadas que tienen de uno a dos salarios mínimos al día.

En contraste, existen más de 37 mil hombres que tienen un salario mínimo al día y más de 99 mil que ganan entre uno y dos salarios diariamente.