Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las mujeres son más vulnerables y propensas a sufrir violencia en las comunidades rurales, actos que tampoco son denunciados porque considerarlos “normal”.

René Misael Millán Martínez, representante de la organización Sociedad Organizada de Socorristas (SOS) en la ribera del río Hondo, señaló que en las 14 comunidades que integran la ribera se presentan casos de violencia, en sus diferentes modalidades, contra la mujer, de 10 casos que se atienen solo dos acuden a las autoridades a interponer alguna queja o denuncia.

También te puede interesar: Duplica Q. Roo atenciones médicas por violencia familiar

“La violencia es un patrón de conducta que se va repitiendo de generación en generación, y lo ven normal y es más contundente en la zona rural, debido al machismo que se presenta en las comunidades y a la falta de apoyo concientización sobre el tema, porque no se ha escuchado de alguna conferencia, cursos o capacitación en las comunidades, todo se hace en la ciudad”.

Consideró que los casos de violencia en la zona rural aumentan durante los meses de zafra, porque en las galeras donde viven, los cortadores con sus familias se ve con mayor frecuencia y naturalidad.

“Estamos trabajando en la concientización en tratar de implementar una estrategia de intervención con enfoque rural. Tenemos un plan estratégico para esta zona de producción cañera en violencia hacia la mujer, pero no encontramos los enfoques interculturales”, indicó. 

Dijo que tampoco existe una mirada específica a las necesidades de estas, mujeres quienes dicen que un acto de violencia contra una mujer es un problema doméstico, pero cuando una mujer golpea a un hombre, es un tema de la comunidad. 

Indicó que una mujer de la zona rural violentada, principalmente que llegan como población flotante a la zona cañera, de estados como Chiapas, Tabasco, Veracruz, que hablan otros dialectos y tiene que atravesar barreras geográficas, idiomáticas y racistas, porque al ser de una etnia distinta no las tratan adecuadamente, “entonces allí hay un deber del Estado y es un tema que vamos a ponerle en atención”, refirió.