Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Seguro Popular en Quintana Roo detectó, mediante jornadas de acciones médicas, en la comunidad de Crescencio Rejón, municipio de Othón P. Blanco a 36 niños menores de cinco años con rezago en su desarrollo.

De acuerdo con el Sector Salud, la prueba de Evaluación del Desarrollo Infantil (EDI) se aplica a menores de 1 a 60 meses de edad, es una prueba de pesquisa que evalúa distintas áreas del desarrollo del niño, diseñada para el primer nivel de atención.

También te puede interesar: Capacitan a docentes para detectar trastornos en menores

Su principal objetivo es identificar de manera fácil y rápida rezagos importantes en el desarrollo; identifica la existencia de los principales hitos por áreas del desarrollo (motor grueso, motor fino, lenguaje, desarrollo social y conocimiento) así como factores de riesgo biológico, señales de alerta, exploración neurológica y señales de alarma.

Los resultados son arrojados a través de un sistema de semaforización: rojo para posible retraso en el desarrollo, amarillo para rezago en el desarrollo y verde para desarrollo normal.

Los 36 niños detectados en la comunidad de Crescencio Rejón, están en la semaforización amarilla.

Gabriela Sosa Guerra, directora general del Seguro Popular en el estado, indicó que el personal a cargo que detectó a los menores en esas condiciones, sugirió las indicaciones a los padres que deben de aplicar a los menores y dentro de los siguientes tres meses, regresarán para verificar el estado y evolución de los menores de edad.

Comentó que este tipo de detecciones, las llevan a cabo mediante las jornadas de afiliación y acciones médicas que se aplican entre la población.

“El programa trabaja de manera coordinada con las delegaciones municipales y la Secretaría de Salud para llevar jornadas a los centros comunitarios o espacios públicos y también para facilitar el acceso a la salud pública a través de las pólizas del Seguro Popular”, comentó.

Mencionó que dichas jornadas están dirigidas especialmente a las familias, con el propósito de que ahorren tiempo y dinero.

“Buscamos facilitarles parte de sus tareas acercando los módulos móviles a sus comunidades y les llevamos el módulo de consulta segura, donde los afiliados son atendidos con pruebas rápidas de diabetes, peso y toma de la presión. También se atienden a niños menores de cinco años con la evaluación de la prueba EDI, que realiza el Centro Regional de Desarrollo Infantil y de Estimulación Temprana (Ceredi)”, señaló.