Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Representantes de siete organismos empresariales del centro y sur de Quintana Roo rechazaron la creación de un Área Natural Protegida (ANP), y exigieron a autoridades federales y estatales detener toda intención de llevarla a cabo.

En conferencia de prensa, celebrada ayer en las instalaciones de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), en Chetumal, representantes de cámaras empresariales de los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos, manifestaron un rotundo no a la intención de la Comisión Natural de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y “Amigos de Sian Ka´an, A.C.” para constituir, vía decreto federal, una ANP de 218 mil hectáreas, entre los municipios de Bacalar y Othón P. Blanco.

También te puede interesar: Bacalarenses arman frente común contra Área Natural Protegida

Eloy Quintal Jiménez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco Servytur) Chetumal, en representación de los manifestantes, informó que se suman a la postura que diversos grupos locales han expresado en contra de la propuesta, pues de efectuarse se verán afectadas las oportunidades de más de 380 mil habitantes de los cuatro municipios del centro y sur de la entidad, quienes tienen los índices de marginación y desempleo más altos del estado.

“Está comprobado y documentado que instrumentos rígidos como las áreas naturales protegidas que se proponen en superficies aptas para un aprovechamiento sustentable y con indicadores económicos de notables repunte, están destinadas a fracasar, su operación y vigilancia se vuelve cada vez más complicada por la falta de recursos, presión social, interés económico, afectaciones indirectas de áreas cercanas y por incumplimiento de otras regulaciones, muchas veces consentidas por ambientes de corrupción e impunidad”.

En este sentido, propusieron a los tres niveles de gobierno y a la sociedad en conjunto, la evaluación de los instrumentos de ordenamiento vigentes, la urgente inversión pública en obras de infraestructura sanitaria, manejo integral de los residuos sólidos urbanos y no urbanos y un programa de vivienda social.

También, la aplicación de la ley a quienes no respetan sus condicionantes en materia de impacto ambiental, regulación de las actividades, y la creación de una agenda ciudadana común que siente las bases de un plan de corto, mediano y largo plazo que ponga en valor las virtudes y vocaciones que tienen las regiones, el estado en su conjunto y su posición geográfica, que dé certeza al rumbo de sus habitantes.

Por su parte, Pedro Santos Huchín, presidente de la CMIC, delegación Quintana Roo, agregó que los sectores empresariales apuestan por respetar la leyes e instrumentos vigentes de regulación del uso de suelo y sus cuerpos acuíferos, evaluarlos y perfeccionarlos sin detrimento a los principios básicos de la sustentabilidad del desarrollo y la conservación responsable del medio ambiente, que implican entre otras cosas, la inversión pública en la infraestructura regional y urbana, para que los impactos puedan ser mitigados a su máximo posible y así, garantizar la conservación del medio ambiente y sus componentes.

Estuvieron presentes, representantes de la Asociación de Hoteles y Servicios Turísticos del Centro y Sur de Quintana Roo, Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios Costa Maya-Chetumal (AMPI) A.C., Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Chetumal, Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) Chetumal, y Unión de Propietarios de Restaurantes, Bares y Similares del Sur del Estado.