Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- A partir de este año, los entes de gobierno tendrán un mes más para entregar a la Auditoría Superior del Estado de Quintana Roo (Aseqroo) las cuentas públicas correspondientes al ejercicio fiscal anterior.

La ampliación del plazo fue establecido en la nueva Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas, que entró en vigor hace apenas unos meses.

También te puede interesar: Auditoría estatal interpone doce denuncias penales ex funcionarios

Manuel Palacios Herrera, titular de la Aseqroo, dijo que el plazo límite para turnar la documentación legal es el 30 de abril, según el artículo 71 de la Constitución Política del Estado.

A pesar de la ampliación del plazo para la entrega de las cuentas, se espera que la fiscalización sea más ágil, toda vez que se facultó a la Auditoría para iniciar el proceso de fiscalización a partir del primer día hábil del ejercicio fiscal siguiente.

Además este año comenzarán a aplicar nuevos plazos para la entrega de los informes de resultados, lo cual sucedía en los meses de septiembre con base en la ley anterior.

La nueva legislación establece tres momentos en los cuales la Aseqroo deberá entregar al Congreso Local informes individuales además de un Informe General.

“Los Informes Individuales de auditoría que concluyan durante el periodo respectivo deberán ser entregados a la Legislatura, por conducto de la Comisión, el último día hábil de los meses de junio y octubre, así como el 20 de febrero del año siguiente al de la presentación de la Cuenta Pública”, señala el artículo 37.

Los plazos corresponden a los establecidos a nivel federal y que rigen los tiempos de entrega de la Auditoría Superior de la Federación, en cuanto a las cuentas públicas del Gobierno Federal.

El informe general deberá contener, un resumen de las auditorías y observaciones realizadas; las áreas claves con riesgo identificadas; y un resumen de los resultados de la gestión financiera.

Además, la descripción de la muestra del gasto público auditado; un apartado donde se incluyan sugerencias a la Legislatura para modificar disposiciones legales; así como un apartado que contenga un análisis sobre las proyecciones de las finanzas públicas.