Javier Ortiz/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Entre 30 y 40 terrenos baldíos que existen en los alrededores de la comunidad de Xul-Há, mantiene preocupado a los habitantes, porque se han convertido en guarida de malvivientes y nido de serpientes.

Argelia Cuxim Nah, antigua habitante de esa localidad, indicó que en la periferia de la localidad existen al menos 30 predios abandonados y 10 dentro de la ciudad, además de otros espacios enmontados que son utilizados por malvivientes para tomar bebidas embriagantes y fumar cigarros.

También te puede interesar: Convierten un lote baldío en un jardín botánico en Bacalar

Indicó que no conocen a los propietarios, porque desde hace varios años los mantienen en esas condiciones, a pesar que constantemente lo reportan al delegado municipal, ya que las últimas semanas han visto víboras.

Dijo que al día “aparecen” entre cuatro y cinco serpientes muertas cerca de esos terrenos y otras que de pronto salen de sus nidos, “lo hemos reportado al delegado, pero hasta ahorita nadie hace nada, hasta que suceda una desgracia”, dijo.

Comentó que las familias de los alrededores no pueden vivir tranquilas porque tienen temor que las personas que se refugian en los predios baldíos entren a robar a sus casas, “son grandes extensiones de monte”, subrayó.

Mónica Noh Castillo, vecina del lugar, indicó que hace tres meses, sufrieron una ola de robos a casas habitación por parte de un grupo de malvivientes que los mantenían asolados, los cuales ocupaban el abandono de esas propiedades para esconderse después de sus fechorías.

Dijo que en esa ocasión solicitaron a las autoridades que se refuerce la seguridad en las calles y la limpieza de los terrenos baldíos, pero no hicieron ninguna de las dos cosas y el peligro para sus familias sigue latente.

Señaló que en temporada de lluvias, se convierten en potenciales criaderos de moscos y temen que sus familias sean víctimas de dengue, chikungunya o zica, “también lo hemos reportado a las autoridades de la Secretaría de Salud, pero nadie nos hace caso, no sé que tenemos que hacer para que nos tomen en cuenta”, finalizó.