Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los centros de acopio instalados en Palacio de Gobierno, para ayudar a los damnificados por las inundaciones en cuatro municipios de la entidad, no han tenido la respuesta esperada por el Gobierno del Estado.

Manuel Alamilla Ceballos, Oficial Mayor, reconoció que no ha habido la participación esperada por parte de la ciudadanía en cuanto se refiere a donaciones para poder llevar ayuda a los más de ocho mil personas afectadas en los municipios de Lázaro Cárdenas, Bacalar, Tulum y Felipe Carrillo Puerto, quienes en muchos casos perdieron absolutamente todas sus pertenencias porque el agua alcanzó hasta los tres metros de altura.

También te puede interesar: Hay abasto de víveres a familias afectadas por inundacione

Dijo que esas personas están en una situación crítica y se necesita ayudar con otro tipo de insumos como ropa ya sea nueva o usada, zapatos, trastes de plástico, muebles, entre otros objetos.

“La primera etapa de ayuda ha sido perfectamente cubierta con la entrega de despensas, agua, medicamentos, por parte de las autoridades estatales y lo poco que se juntó de las donaciones, principalmente de nuestros trabajadores, también se llevó a las zonas siniestradas, principalmente, pañales, leche y artículos de higiene”.

Expresó que la ciudadanía puede ayudar con muy poco y significa mucho para esas personas.

Atribuyó la poca participación a que durante este año se han instalado centros de donativos por lo menos en tres ocasiones para ayudar a personas que sufrieron algún siniestro, tanto en la República como en otros países.

Alamilla Ceballos, expresó que abonan a que prevalecerá la buena fe y solidaridad de los chetumaleños para poner una vez más su “granito de arena”.

“En esta ocasión está tan cerca la tragedia que no la vemos, necesitamos apoyar, tenemos  que hacer algo para apoyar a nuestros paisanos, por otro ser humano, por otro quintanarroense”.

Los centros de acopio instalados en Palacio de Gobierno estarán abiertos por espacio de dos semanas más, con la perspectiva de recibir un mayor número de artículos para apoyar a los quintanarroenses en desgracia.