Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Mauricio Erales Prado no logró acreditar la legal procedencia del Tigre de Bengala y Mono Araña; especies que le decomisará la Profepa y enviará a una Unidad de Manejo Ambiental para su resguardo.

Javier Castro Jiménez, delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Quintana Roo, informó que inició el procedimiento para decomisar ambos ejemplares, como parte de la emisión de resolución administrativa y en su caso, aplicar una multa que va de los 20 mil a los 50 mil salarios mínimos de acuerdo con la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

También te puede interesar: Investiga Profepa legal posesión de un tigre de bengala

“Después del emplazamiento, Erales Prado no mostró con documentos la legal procedencia de los animal, no cuenta con ninguna documentación que ampare la procedencia y determinó el no cumplimiento de la ley por parte del inspeccionado y ahora trabajan en la resolución que señalará las sanciones, así como las medidas preventivas, correctivas o de reparación de daños que deberán aplicarse, y el plazo para su cumplimiento”.

Castro Jiménez, precisó que el visitado, tiene un plazo de 15 días para que señale por qué tiene estas especies, cómo las obtuvo, entre otros datos, para posteriormente determinar el monto de la sanción.

En tanto, la Profepa, busca un lugar para llevar los ejemplares como depósito, posiblemente al Estado de Yucatán, mientras se concluye el procedimiento administrativo, no obstante, como se atraviesa días inhábiles la transferencia de los ejemplares será hasta enero 2018.

 “Necesitamos un sitio que garantice la buena salud de las especies, estos ejemplares requieren mucha alimentación  y por esta razón es algo complicado encontrar el lugar idóneo, pero ya iniciamos el protocolo de búsqueda”.

El tigre de bengala y otras especies fue descubierto gracias a reportes al 9-1-1, el pasado lunes 11 de este mes, cuando supuestamente, el tigre, una hembra de aproximadamente un año de edad, se salió de un predio ubicado en la calle Guadalupe Victoria con Isla Contoy, de la colonia Barrio Bravo de Chetumal.