Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Asociaciones cañeras de la ribera del Río Hondo contratarán campesinos de Chiapas, que fueron afectados por el sismo, en septiembre pasado, donde aún no restablecen a 100% la actividad económica.

Benjamín Gutiérrez Reyes, Presidente de la Unión Local de Productores de Locales de la CNPR dijo que en las próximas fechas se espera que lleguen más trabajadores a incorporarse a la zafra 2017-2018.

También te puede interesar: Faltan jornaleros para iniciar la zafra 2017-2018

En un principio había incertidumbre, tras el sismo que afecto esos estados, sin embargo, recientemente comenzaron a llegar de forma paulatina.

“No sabíamos si este año vendrían, por el sismo que les afecto, por lo que sabemos ellos aún están en desgracia, pero pese a esto están llegando poco a poco, por eso nos preocupamos y ya tenemos colchonetas, y equipo, así como las condiciones óptimas de las galeras para vivir”, comentó.

Dio a conocer que al momento han llegado al menos 400 de un total de mil 200 trabajadores que se esperan.

Ante las bajas temperaturas pronosticadas para la actual época invernal, la Unión Local de Productores de Caña inició la entrega de cobertores a cientos de cortadores de caña proveniente de otros estados y otras comunidades locales.

El presidente de esta organización, explicó que su preocupación es que estos hombres o sus familias puedan enfermar, toda vez que al no trabajar un hombre, se dejan de cosechar más de 200 metros de cultivo, que equivale a más de tres toneladas diariamente.

“De allí la importancia de cuidarlos. Esta organización desde hace mucho tiempo los viene ayudando llevándoles en estas épocas de frío, café, atole y chocolate con pan hasta los campos de cosecha”, afirmó.

La idea, dijo, es que todos los hombres que están en el corte de caña no falten, a fin de poder cumplir con el programa de cosecha, cuya meta de la presente zafra es de un millón 600 mil toneladas.

Gutiérrez Reyes, explicó que todo el personal que trabaja como cortador de caña tiene el beneficio de equipo y herramienta de trabajo, además de afiliación al seguro social y, de ser necesario, se le apoya con atención particular en caso de una emergencia o enfermedades que pongan en riesgo su vida.