Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los estragos de la sequía empiezan a sentirse, los niveles de agua de jagüeyes comienzan a disminuir y el alimento, pasto principalmente disminuye su crecimiento ante la falta de lluvia.

Los productores ganaderos de la zona centro y sur del estado, integrados a la Confederación Nacional Campesina (CNC) piden  apoyos, especialmente alimentos para sus animales a las autoridades municipales y estatales,  ante la temporada de sequía. 

También te puede interesar: Incrementa costos de producción ganadera por sequía

Alfredo Ramos Tescum, líder de la CNC en el estado, indicó que desde el año pasado que vivieron una etapa crítica de sequía las lluvias no han sido regulares; motivo por el cual, dijo, los productores no cuentan con el suficiente alimento para sus animales en la temporada crítica de sequía que se espera para dentro de dos meses, aproximadamente.

También afirmó que no hay agua, pues los jagüeyes están secos por la falta de lluvias.

Ante este panorama, dijo que existe preocupación por parte de los ganaderos y piden a las autoridades la ayuda correspondiente para el alimento de sus animales.

Confirmó, aunque no sabe en qué porcentaje, que los animales han estado perdiendo peso, pero que hasta el momento no se registran muertes de ganado por la sequía.

“Los productores se las están viendo muy difíciles para sacar a sus animales adelante, tienen que ir a buscar agua lejos, para atenderlos. Sí hay apoyos pero salen muy lentos, a cuentagotas, y eso dificulta la producción ganadera en el estado”, dijo.

Ramos Tescum indicó que actualmente los ganaderos se esfuerzan todos los días para poder mantener las cabezas de ganado, pues otro de los problemas que se presenta es que no hay producción de pastizales.

Comentó que en la actualidad los productores ganaderos requieren de suficientes recursos para hacer frente a las dificultades por las que atraviesan, pero desgraciadamente el recurso no llega a tiempo.

De acuerdo con el Padrón Nacional Ganadero (PNG), hasta 2017 se contabilizaba para el municipio de Othón P. Blanco 42 mil 639 vientres de ganado bovino, ocho mil 633 vaquillas, dos mil 113 sementales, ocho mil 276 crías hembras, seis mil 986 crías macho, cuatro mil 634 becerros y mil 213 novillos.