Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Ingenio San Rafael de Pucté iniciará la zafra hasta la primera semana del mes de diciembre, con una expectativa de molienda de un millón 600 mil toneladas, la fecha de arranque programada era a mediados de noviembre.

Armando Mosqueda Junes, secretario General de la Unión Local de Productores de Caña CNC, informó que de acuerdo con datos del Comité de Producción, la molienda dependerá de las condiciones del clima, para que los cerca de tres mil cortadores de caña inicien con el corte de la vara de azúcar.

También te puede interesar: Celebra el Ingenio San Rafael 40 años de moler caña de azúcar

“No está firmado pero según  la programación del corte de caña es para la primera semana  de diciembre para que arranque oficialmente la molienda, con un estimado a procesar de poco más de 1 millón 600 mil toneladas de caña, casi 300 mil toneladas más que la zafra pasada”.

Informó que para este año se incremente un poco el volumen de la caña que será molida por el ingenio, ya que el año pasado se procesó poco más de un millón 300 mil toneladas, por lo que para esta zafra 2017-2018 será leve el  incremento, debido a las afectaciones, como algunas plagas que fueron combatidas, el clima entre otros motivos, sin embargo se espera rebasar el estimado de las toneladas que se procesaron en la zafra pasada.

Mosqueda Júnes mencionó que antes de que inicie a la zafra, se establecerá el tiempo en el que se estará terminando, aunque señaló que la mayor parte de la zafra depende de las condiciones climáticas que prevalezcan, pues si hay lluvia es difícil sacar las cosechas de las parcelas, lo que podría ocasionar perdidas mayores.

“La zafra iniciara con cerca de tres mil cortadores de caña que se estima serán requeridos para laborar los seis meses que dura el periodo de zafra, mismos que dijo pese a que ya no se les paga una contratación, se les realiza un préstamo en efectivo que van pagando durante la zafra, pero cuentan con prestaciones como seguridad social, despensas, entre otros estímulos” señaló.

Señaló que además al menos el 30 por ciento de la cosecha se realiza con maquinaria especial llamadas “cosechadoras”, que se utilizan para cortar la cosecha en terrenos firmes y planos, previamente despedrados, lo que de igual manera agiliza la cosecha.

Finalmente dijo que la zafra se realiza en base a un trabajo conjunto entre cortadores de caña, productores, operadores, asociaciones cañeras y la fábrica de azúcar, por lo que se generan alrededor de 30 mil empleos directos e indirectos.