Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las ventas durante “Semana Santa”, en los mercados de Chetumal ya no son como en antaño, desde hace años van a la baja, tanto que solamente los comerciantes de pescados prevén un ligero repunte.

En un recorrido por los cuatro mercados municipales de la capital, los entrevistados indicaron que desde hace más de 10 años, con la llegada de las tiendas de autoservicio, las ventas año con año decayeron, hasta alcanzar un 60% en la disminución de sus ganancias.

También te puede interesar: 

En el mercado Ignacio Manuel Altamirano, popularmente conocido como el “viejo”, Fortino Sosa Vera, dedicado desde hace 30 años a venta de productos del mar, dijo que las ventas ya no se dan durante todos los días de esa celebración, como en años anteriores, cuando desde el inicio de la “Semana Santa” los negocios no paraban.

“En aquellos años incrementamos a diario nuestras ganancias en un 70%, eran las fechas más esperadas por nosotros, ahora, prácticamente pasan desapercibidas, solamente tenemos un aumento en las ventas el jueves y viernes santo”.

Joaquín Rivero Fernández, distribuidor de pescados y mariscos en el mercado “Lázaro Cárdenas”, o el “nuevo”, expresó que desde los días fuertes son el miércoles, jueves y viernes, pero nada más, los demás días transcurren con una venta entre media a baja.

“El año pasado, durante esos tres días, comercialicé hasta media tonelada de producto por día, este año espero vender lo mismo”.

En los mercados “Andrés Quintana Roo” y “5 de abril”, el panorama de los mercantes es el mismo, los distribuidores de productos del mar son menores, por ser los dos lugares de menor dimensión, pero las perspectivas de ventas son aumentar por lo menos un 40%, principalmente, durante el jueves y viernes.

Los productos del mar que más demanda tienen son la mojarra negra del río, chihua, pargo, postas y el chakchí.

Los comerciantes de carnes blancas de los cuatro mercados, no aumentarán la matanza durante esos días, porque al igual que en las pescaderías, la gente ya no consume el producto como en años pasados.