Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Procuraduría de Protección al Ambiente planteará en breve ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) la necesidad de retornar a los estados la facultad de revisión y supervisión de gasolineras.

Miguel Ángel Nadal Novelo, titular de la PPA dijo que desde el 2015 dicha facultad pasó a la Agencia sin embargo, no cuenta con representaciones en las entidades, propiciando que las gasolineras operen sin supervisión. 

También te puede interesar: Inmovilizan bombas de gasolina que venden litros incompletos

“Hemos tenido acercamientos porque es una situación que está complicando a los estados para regular las instalaciones. Lo que está ocurriendo es que al no tener oficinas esa agencia, en todos los estados, se dificulta la supervisión por parte de ellos”, destacó.

Hasta antes de 2015, los organismos de medio ambiente de los estados tenían la oportunidad de regular la instalación de ese tipo de establecimiento, a través de estudios de riesgo que tenían que tramitar.

“Estamos viendo que se registran situaciones con esos sitios y estaremos buscando con la ASEA para ver de qué manera podemos interactuar”, indicó el funcionario estatal.

Uno de los temas que deberán cumplir las estaciones de servicio de combustible es la Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-004-ASEA-2017, referente a los sistemas de recuperación de vapores de gasolinas para el control de emisiones.

Según los estudios, realizados por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, las Estaciones de Servicio para expendio al público de gasolinas emiten Compuestos Orgánicos Volátiles, los cuales son precursores de ozono troposférico.

“La emisión de COV también tiene serias repercusiones en la salud humana, algunas de ellas son: conjuntivitis ocular; dolor de cabeza, vértigo, náuseas, vómito, diarrea, pérdida de la memoria. En los casos más severos daño hepático, renal, pulmonar, e incluso cáncer”, según el proyecto de la Norma publicado el julio pasado en el Diario Oficial de la Federación.

El documento señala que en el territorio nacional se tienen registradas aproximadamente 12 mil Estaciones de Servicio, que a pesar de contar con Sistemas de Recuperación de Vapores, podrían ser obsoletos o funcionar inadecuadamente.