Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El programa Selva Maya dispone de 12 millones de euros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza para aplicar en la conservación de seis millones de hectáreas de Áreas Naturales Protegidas de tres países, en cuatro años.

Ricardo Gómez Lozano, director regional de Península de Yucatán y Caribe Mexicano de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), precisó que, con el tipo de cambio de ayer 28 de junio, los 12 millones de euros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), equivalen a aproximadamente 279 millones 720 mil pesos.

También te puede interesar: Árboles en la selva de Q. Roo se preparan para cambio climático

Además, la federación aportará, cada año, seis millones de pesos para ser aplicados a través de la Conanp y los gobiernos de Belice y Guatemala, harán lo propio, también destinarán recursos a este programa, aunque aún no han dado a conocer los montos oficiales.

El recurso ya comenzó a fluir para que se haga la contratación de 200 personas a organizarse en brigadas y realicen los trabajos de cuidado y conservación de la flora y fauna que se requiera en toda esta zona, que abarca México, Belice y Guatemala.

 “Es un trabajo ya de 10 años y estamos en este momento iniciando una nueva etapa a través de recursos del banco alemán operados por la UICN, además de tener apoyo económico, técnico y de información, entre los tres países desarrollamos la misión y visión de Selva Maya”, dijo.

Gómez Lozano explicó que el Grupo Estratégico y Operativo de Coordinación de Selva Maya se encarga de crear las estrategias de campo para que al momento de capacitar a los brigadistas, éstos sepan de temas importantes como el manejo del fuego, salud y cuidado animal, preservación de fauna, optimización de recursos naturales, con enfoque generalizado a la conservación.

Cada brigada cuenta con un promedio de 20 personas, como la que se encuentra en la zona arqueológica de Calakmul o Sian Ka´an, y la distribución varía de acuerdo con las dimensiones del área a cuidar. En Belice, por ejemplo, hay aproximadamente 90 personas distribuidas por las dos millones de ANP que le corresponde.