Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Sociedad de Padres de Familia del Estado de Quintana Roo, solicitará a la Dirección de Fiscalización del municipio regular los puestos de alimentos en las entradas de las escuelas de educación básica.

Héctor Santín Gómez, presidente de padres de familia, indicó que al año, por comida que consumen los niños desde las rejas, enferman de problemas gastrointestinales. En un ciclo escolar, estima que hasta 30% de la matrícula sufre este tipo de padecimientos, es decir, cerca de 90 mil alumnos.

“Hemos solicitado al presidente municipal que en conjunto con la Dirección de Fiscalización revisen el Reglamento"

También te puede interesar: Recienten familias de la zona rural el clima gélido

“Hemos solicitado al presidente municipal que en conjunto con la Dirección de Fiscalización revisen el Reglamento y se establezcan horarios para que estén frente a las escuelas y, sobre todo, las distancias a las que deben de ubicarse de las entradas principales”, dijo.

Resaltó que mínimo existen entre dos o tres ambulantes frente a las escuelas vendiendo comida chatarra sin supervisión de salubridad.

“Tratamos de instalar comités de salud y consumo escolar en las escuelas para vigilar lo que se expende en las tiendas escolares, cuidando que la alimentación que tengan los niños y adolescentes sea lo más sano posible, pero lo que compran al vendedor ambulante no podemos controlarlo”, indicó el entrevistado.