Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Luego de los frentes fríos que se registraron en la entidad, los balnearios del sur de Quintana Roo, iniciaron la temporada vacacional de Semana Santa 2018 con un alto arribo de bañistas; así lo señalaron encargados de estos establecimientos, quienes además auguraron un incremento de visitantes durante los próximos fines de semana.

Y expusieron que la crisis económica está pegando fuerte a las familias Othonenses, por lo que muchas descartaran las vacaciones en playas y lugares fuera del municipio, para abocarse a disfrutar los sitios asentados dentro del municipio, en este caso los balnearios y sitios ecoturísticos de la Ribera del Río Hondo.

También te puede interesar: 'A reventar', balnearios en la ribera del Río Hondo

“Hemos hecho las estadísticas y los comparativos de ir a la playa simplemente, playas del estado, y sale mucho más caro que venir aquí; no se diga de ir fuera del estado, gasolina y costos altos y excesivo de las entradas y los alimentos”, indicó Rosendo Moreno Chable, vacacionista que disfrutaba del balneario de Álvaro Obregón Viejo, ubicado a 40 minutos de la Capital.

Para recibir el arribo de bañistas, estos establecimientos se prepararon con remodelaciones y reparaciones en sus áreas más importantes, como albercas, palapas, áreas verdes y fachadas.

En el caso de mencionado balneario la “manita de gato” que le dieron comenzó desde finales del año pasado, con recursos propios y con la finalidad de brindar servicios de calidad a los visitantes.

Al respecto, Judith Cervantes Granados, encargada del Balneario Ejidal de la comunidad de Álvaro Obregón delineó que el incremento de bañistas comenzó desde el pasado fin de semana y se mantiene durante esta semana vacacional.

“Este fin de semana anterior estuvo muy bueno, hoy es martes y ya tenemos algo de gente, nos va a ir muy bien, esperemos”, acotó.

Para ir tan solo a una playa en el norte del Estado, dijo una familia se gastaría al menos 600 pesos únicamente en el acceso y la instalación de una sombrilla, sin contar los alimentos y la gasolina; no obstante, en estos balnearios de aguas de manantial las cuotas por persona son de 10 pesos adultos, en tanto que niños y personas de la tercera pagan la mitad y muchas veces con entrada gratuita.

Finalmente, el encargado de este establecimiento descartó un incremento en las cuotas de acceso, ya que indicó, no sería viable tomando en cuenta la precaria situación económica.

Cabe mencionar que los Balnearios como El Palmar, Acapulquito y el Manantial entre otros ubicados en esta zona también empezaron a reportar la llegada de bañistas.