Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Esta semana, los funcionarios del Banco Unagra en la ribera del río Hondo regresaron al centro del país, sin darle una solución a los productores cañeros afectados en transferencias electrónicas sin autorización.

Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Asociación de Productores de Caña de la CNPR, informó que el número de afectados continúa en aumento, aseguró que de solicitarlo los productores esta semana tomaran las oficinas del banco.

También te puede interesar: Banco dialoga con cañeros por ‘saqueo de cuentas’

“De nada sirvió que vinieran sólo hicieron perder el tiempo a los productores, ya que no les devolvieron ni un centavo, y esos abusos no los vamos a tolerar por parte del banco Unagra, el servicio que nos dan es una porquería y todavía nos roban”, dijo.

El líder cañero explicó que llegaran hasta las últimas consecuencias para que el dinero sea devuelto a los productores de caña afectados y si es necesario tomar las instalaciones del banco para que les devuelvan el dinero, se realizara dicha acción.

“Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias, ya estamos hartos si hay que tomar las oficinas y los productores me apoyan así lo vamos hacer, hasta que cada centavo sea reintegrado a las cuentas de los productores”, explicó Gutiérrez Reyes.

Dijo que mientas el número de afectados sigue aumentando de 370 a cerca de 500 productores de caña a quienes se les despojo de sus cuentas en Unagra, recursos que van de los tres mil a los 40 mil pesos.

Marleny Cen Utrera, productora de caña de la comunidad de Sabidos, aseguró que misteriosamente hace un mes se le desapareció de su cuenta la cantidad de cinco mil pesos, y hasta el día de hoy pese a estar yendo a reclamar a la sucursal del banco establecida en la alcaldía de Javier Rojo Gómez, todos los intentos por recuperar su dinero han sido en vano.

“Ya gaste casi otros cinco mil en pasajes para venir a reclamar, pensé que ya que vinieron los de México nos darían la solución, pero únicamente querían que aceptáramos que nosotros retiramos el dinero cuando nunca fue así, y si hay que tomar las oficinas vamos a ir hasta que nos paguen”, comentó.

Según un estimado de las organizaciones cañeras, al momento el monto que les hace falta a los productores de caña rebasa los tres millones de pesos, aunque siguen sumándose más productores afectados por este desfalco.