Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Después de tres días de estar paralizada la molienda de caña de azúcar  del ingenio San Rafael de Pucté, este lunes empezó a moler cerca de cuatro mil toneladas de caña rezagada.

La caña es parte del producto que estaba tirado desde hace más de 80 horas en las parcelas, según datos del Comité de Producción y Calidad Cañera.

También te puede interesar: Programan terminar molienda de azúcar a finales de junio

Las lluvias que cayeron en los últimos días provocaron que la molienda de caña en Quintana Roo, se detuviera completamente por más de tres días, dejando miles de rollos de caña cortadas tiradas en las parcelas de los productores de la Ribera del Río Hondo.

La molienda se detuvo cuando apenas se había procesado un millón 520 mil toneladas de caña de las más de un millón 600 mil que están destinadas para la zafra 2017-2018 dejando restantes por moler más de cien mil toneladas pertenecientes a las dos organizaciones cañeras establecidas en la zona de la CNC y la CNPR.

Ejidos como Allende y Sabidos, que estaban por concluir el proceso de cosecha, no lograron hacerlo debido a las precipitaciones pluviales que cayeron de manera inesperada.

Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Asociación Local de Productores de caña de la CNPR, explicó que al momento quedaron tiradas en campo alrededor de cuatro mil toneladas de caña que no lograron ser levantadas debido a que se perdieron las condiciones de los suelos agrícolas para sacarlas.

Dijo que el intentar sacar la caña de azúcar de las parcelas en estas condiciones se pone en riesgo la maquinaria y los camiones que son utilizados para el acarreo.

“La mayoría de cañales donde estaban cortando se llenaron de agua, y en otros lados quedó fangoso, y para evitar accidentes, se suspendió el alce, pues tuvimos un accidente en el frente de Ramonal, donde un camión cargado de caña se voltio”, comentó.

Realizó un llamado a los productores de caña a no desesperarse, pues se realizaran esfuerzos extraordinarios para que a ningún productor de caña tenga pérdidas o se le quede la cosecha.

Reconoció que a pesar de que este 20 de junio vence la nueva fecha de fin de la zafra, está se alargará hasta finales del mes, siempre y cuando las condiciones climatológicas así lo permitan.