Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los empresarios y campesinos de la Ribera del Río Hondo, ya no confían en las autoridades, empezaron a conseguir armas para poder salvaguardar sus negocios y  patrimonio de los constantes robos.

Según cifras del sector empresarial en la zona, desde que inició el año se ha estado registrando al menos, un robo diario a comercio tan solo en la comunidad de Javier Rojo Gómez, además de los contantes robos a sistemas de riego que en lo que va del año se han visto afectados cuatro ranchos.

También te puede interesar: Se duplican los robos a comercios en Chetumal

Carlos Cobos Delfín, empresario ferretero y agricultor de la comunidad de Javier Rojo Gómez, hizo un llamado a las tres órdenes de gobierno o cualquier grupo organizado que pueda intervenir para solucionar esta situación.

Señaló que la situación ha sido constante e insostenible, pues el robo ha suido el pan de cada día

“Aquí no hay día que amanezca y haya alguien que haya sufrido de algún robo; en tres años me han robado cuatro veces mi equipo de sistema de riego, generador y bombas”, comentó.

Indicó que el sector empresarial de la zona, están hartos de la situación y desconfían a tal grado que ya no denuncian los robos ante la poca eficacia de las autoridades.

El también productor de caña de azúcar señaló que los robos siempre han existido, pero que en las últimas fechas, la situación ha rebasado a las autoridades y resaltó que dudan, incluso, de que las propias autoridades de la zona sean parte de la delincuencia.

“Está creciendo la delincuencia o las instituciones ya fueron rebasadas o están dentro y son parte de ellos, por eso lanzamos el llamado a quien nos quiera ayudar a detener esta situación”, comentó el entrevistado.

Dijo que han anunciado, que los delitos van a la baja, pero cuestionó el hecho de que, al menos en el sector empresarial, existe mucha renuencia a denunciar los ilícitos, a tal caso que muchos compañeros ya han optado por armarse para poder defender su patrimonio.