Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los productores de maíz de la ruta Chetumal - Escárcega, presentan pérdidas de hasta cuatro mil pesos en su producción, pues de 10 mil pesos que invierten, sólo obtienen seis mil pesos.

Eusebio Jacinto Pérez Pérez, subdelegado de la comunidad de Nuevo Becar, refirió que en el caso del ciclo agrícola primavera-verano de temporal, los productores realizan una inversión cercana a los 10 mil pesos, para obtener un rendimiento de dos toneladas de maíz; sin embargo, el bajo precio que se paga por dicho cultivo por lo regular no reditúa las inversiones hechas por los agricultores, de ahí el desaliento para permanecer en la actividad.

También te puede interesar: Campesinos piden activar seguros agrícolas

“Para trabajar una hectárea de todo el proceso desde la preparación de la tierra hasta la cosecha, calculamos entre ocho y 10 mil pesos el costo por hectárea que nos da un rendimiento en promedio de dos toneladas. Si el producto lo vendemos a un buen precio, estaríamos hablando de una producción de cinco mil pesos lo que le da el trabajo de una hectárea de tierra, pero en el mejor de los casos, el costo puede subir a los tres mil pesos por tonelada y por las dos toneladas que obtenemos en promedio, nos da una cantidad de seis mil pesos por todo el trabajo que hacemos en el campo”, dijo.

Pérez Pérez aseguró que el bajo precio del grano registrado en los últimos años ha generado el desinterés entre los productores pues el costo de producción generalmente es superior al que se obtiene como ganancia, esto adicional al incremento de los insumos para mejorar la productividad del grano.

“Aquí lo que se debe remarcar es la diferencia entre el costo de producción que gastamos en todo, es una de las razones por la que el ejidatario o pequeño productor ya no está cultivando las tierras, porque no sale ganancia, y hay gente que sigue trabajando sus parcelas pero es porque está identificado el ejidatario y segundo porque trabaja para su autoconsumo a fin de producir para él pero no trabaja para excedentes”, comentó.

La situación es la misma en todas las comunidades de la zona, donde dijo, se vive exclusivamente de la agricultura.