Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Mientras los estudiantes se encuentran de vacaciones, la escuela secundaria Adolfo López Mateos, de la capital del estado, es remodelada con una inversión de 997 mil 426 pesos, tras una década de abandono.

Abraham Rodríguez Herrera, director del Instituto de Infraestructura Física Educativa en Quintana Roo (Ifeqroo), indicó que las obras se están llevando a cabo en estas vacaciones para que cuando reinicie el ciclo escolar las instalaciones estén listas.

También te puede interesar: Alumnos de secundaria fabrican combustible con naranja dulce

“Hicimos una revisión de la emblemática escuela hace unas semanas y notamos las malas condiciones en las que está la infraestructura, por eso destinamos 997 mil 426 pesos por parte del Gobierno del Estado, recurso que proviene del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) Básico.

Detalló que los trabajos consisten en el suministro y reparación de cancelerías, aplicación de pintura en muros, plafones y elementos estructurales, además de la aplicación de impermeabilizante en techos de algunos edificios.

Los trabajos iniciaron el pasado 20 de diciembre por parte de la persona física Magaly Yvone Navarrete Canto, y deberá concluir la siguiente semana.

“Se tiene previsto que concluya a la brevedad posible para no perjudicar a los alumnos en sus clases”, indicó.

El emblemático colegio, con más de 40 años de fundación, es una de las escuelas que en los últimos años, no fue incluida en algún programa de mantenimiento integral, lo cual ocasionó que varios salones se encuentren deteriorados.

Héctor Escárcega, presidente de la Sociedad de Padres de Familia, indicó que la reparación del plantel, se venía pidiendo desde el sexenio pasado pero nunca los tomaron en cuenta.

Algunas de las deficiencias más notables son los baños, que colapsaron por problemas en el drenaje, mismo que no aguantó el uso por más de mil alumnos que cursan sus estudios en el lugar.

“Los salones carecían de ventanas, puertas, los aires acondicionados estaban oxidados, entre otras muchas deficiencias”, destacó.

Confió que los trabajos concluyan antes del 8 de enero, a fin de que los alumnos puedan tener mejores condiciones.