Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Ocho taxis de Bacalar con sistema de geolocalización, entrarán operación la próxima semana, para garantizar la inversión de los socios, después del hurto de cuatro unidades, tres de los cuales no han localizado.

Jair Ramírez Dzib, secretario general del sindicato de taxistas de Bacalar, señaló que serán unidades nuevas que entrarán en operación, aunque están en busca de un contrato colectivo para las 88 unidades más que conforman esa agrupación, dado que se han estado registrando casos de robo de unidades.

También te puede interesar: Promueven el GPS para evitar el robo de vehículos

Dijo que el año pasado, sufrieron tres asaltos y este año llevan uno, de los cuales sólo un vehículo recuperaron, lo que obliga a los concesionarios a asegurar su inversión, por lo que las nuevas unidades cuentan con este sistema de localización con un costo de cuatro mil pesos cada uno.

Indicó que no cuentan con apoyo de ninguna institución gubernamental en el financiamiento de sus unidades, por lo que tienen que buscar sus propios mecanismos ante las pérdidas que han venido registrando.

Enfatizó que la situación que atraviesa la actividad dificulta que renueven sus unidades, con el alza de combustibles y el estancamiento de las tarifas; sin embargo, se han visto en la necesidad de hacerlo, ante los robos que han sufrido.

Hizo un llamado a las autoridades ministeriales para que no sean partícipes de la afectación que sufren los operadores de taxi en casos de este tipo, porque tras cada robo tienen que atravesar por engorrosos trámites administrativos que duran hasta mes y medio para recuperar sus unidades.

Tal es el caso del último atraco que sufrió un operador en febrero pasado: “como si no fuera suficiente que le desvalijaron su unidad, tuvo que pagar grúa, liquidaciones por mes y medio que estuvo retenida su unidad en el corralón”.

Destacó que lo anterior, a pesar que presentaron la documentación comprobatoria de la propiedad de manera expedita, “en ocasiones ya no sabemos si es más recomendable dar parte a las autoridades o simplemente dejar que las cosas pasen”, dijo.