Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En la actual temporada se han registrado siete incendios forestales, la mayoría ha sido por fogatas y quemas agropecuarias. El 2018 es considerado crítico en materia de siniestros forestales en todo el país.

Rafael León Negrete, gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Quintana Roo, indicó que los incendios que se han tenido hasta el momento han sido accidentales, por lo que no existen responsables por dichos actos.

También te puede interesar: En veda, más de 18 mil hectáreas forestales quemadas

Confirmó que en los últimos años no se han registrado quemas intencionales para desarrollos urbanos.

Facundo Estrada, coordinador de incendios Conafor en  Jalisco, cuando estuvo en esta ciudad de Chetumal impartiendo cursos en materia de incendios forestales, pronosticó un año crítico en todo el país.

En su momento, comentó que se auguran temperaturas superiores a la media y precipitaciones por debajo de la media, lo que favorece a que 2018 sea crítico en incendios forestales.

“Será una temporada difícil, tenemos mucho trabajo en todo el país, compañeros que están coordinando en todas las entidades reforzando los centros estatales de control para que podamos hacer frente a lo que se espera. Actualmente, tenemos un ejército de 21 mil combatientes en todo el país bien entrenados y capacitados en materia de incendios forestales, además de voluntarios”, dijo.

De acuerdo con las estadísticas de la Conafor en Quintana Roo, el año pasado, cerca de 10 mil hectáreas de arbusto y arbolado adulto, fueron afectadas por los incendios forestales en nueve municipios de los 11 que existen en Quintana Roo.

En total fueron 62 incendios atendidos, siendo Othón P. Blanco donde más incendios forestales se originaron con 22, que en superficie se traduce a más de dos mil 200 hectáreas de arbustos quemadas y más de 60 hectáreas de arbolado adulto.

Alfredo Nolasco Morales, gerente de Manejo de Fuego en la Comisión Nacional Forestal (Conafor), indicó que la temporada de incendios 2017, fue la tercera peor registra en México junto con los años de 1998 y 2011.

“Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Jalisco, Nayarit y Sinaloa, han sido los estados más activos, donde hemos tenido 16 fallecimientos por parte de los participantes y 32 accidentados”, finalizó.