Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Un padrón de tres mil personas con discapacidad y adultos mayores, en nueve municipios del Estado, tendrá a disposición 15 unidades de transporte especializado, para que tengan la movilidad acorde a sus necesidades.

Ayer, en Chetumal, el Gobierno del Estado, a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal, hizo la entrega de 15 unidades a igual número de personas para que otorguen el servicio de transporte a personas con discapacidad y adultos mayores; la inversión estatal fue de ocho millones 202 mil 450 pesos.

También te puede interesar: Diputadas dejan 'botado' el 'Año por una Educación Inclusiva'

Cada unidad tiene un costo de 546 mil 830 pesos, y fueron entregadas a los conductores en comodato para que otorguen ese servicio, quienes a su vez se comprometieron a mantener en óptimas condiciones las unidades y dar únicamente el servicio a las personas que presentan alguna discapacidad o a las de la tercera edad.

De las 15 personas que tendrán la responsabilidad de otorgar el servicio, 12 son hombres y tres son mujeres, con la particularidad de tener por lo menos un familiar que padezca alguna discapacidad, además de haber recibido capacitación en primeros auxilios, mecánica básica y derechos humanos para otorgar el servicio.

En solidaridad serán cuatro las unidades que circulen; en Benito Juárez, tres; Othón P. Blanco, dos, José María Morelos, Cozumel, Puerto Morelos, Lázaro Cárdenas, Tulum y Felipe Carrillo Puerto, contarán con una unidad, respectivamente.

El programa “Unidad Especializada de Transporte para personas con Discapacidad” (Unedif), fue puesto en marcha por Carlos Manuel Joaquín González, gobernador del estado, y Gabriela Rejón de Joaquín, presidenta honoraria del DIF Quintana Roo, ayer en Chetumal.

En el evento se dio a conocer que se calcula que cada unidad pueda llegar a proporcionar hasta 120 servicios diarios, lo que arrojará una ganancia de hasta 500 pesos diarios al conductor.

Carlos Joaquín González, dijo que las unidades serán muy útiles para el transporte de quien más lo necesita, con medidas de seguridad, con personas que tienen la sensibilidad para prestar el servicio, además permite avanzar en la disminución de la desigualdad, para que las personas con discapacidad tengan más y mejores oportunidades para transportarse de un lugar a otro.