Joel Zamora/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La capital del Quintana Roo, Chetumal, cuenta con condiciones extraordinarias para convertirse en ¨un destino turístico poderoso¨, aseguró Fernando Martí Brito director del Foro Nacional de Turismo.

Consideró que al ser una ciudad rodeada prácticamente por portentosas ciudades mayas y un paisaje lacustre en la zona de Bacalar con su Laguna de los 7 Colores, es un destino único.

También te puede interesar: ¡Entérate! Concluye el 'Kultur Chetumal 2018”

Expresó que al contar con una mezcla de civilizaciones la capital de Quintana Roo es en sí misma la esencia del Caribe.

“Si sale a la calle hay gente proveniente de muchos lugares, de muchas culturas que aportan a Chetumal esa riqueza que ha caracterizado al Caribe y que es la confluencia de muchas culturas”.

El también cronista y escritor especializado en turismo, reconoció que, Chetumal como la mayoría de las ciudades de México, requieren crear producto turístico para atraer turistas, aunque reconoció que la apertura de la Megaescultura es un paso para diversificar sus productos.

“Con la reciente inauguración de la Megaescultura en el Museo de la Memoria y el Futuro y foros como el Nacional de Turismo 2018, Chetumal está haciendo la tarea y si hacemos bien la tarea, Chetumal y el Sur de Quintana Roo tienen en cuestiones de turismo un futuro brillante”, refirió actividades que reúne a expertos nacionales e internacionales para analizar qué pasa con el turismo cultural en México, con el turismo cultural en el sur de Quintana Roo y en específico en la ciudad de Chetumal,

En el marco del Kultur 2018, destacó que Chetumal es una ciudad con una arquitectura muy singular, donde se ven los vestigios de la arquitectura que nació durante el Porfirismo o la arquitectura de las casitas de madera.

Además edificios asociados al Nacionalismo Revolucionario de la época de Rafael Melgar como el Hospital Morelos o la Escuela Belisario Domínguez, con fachadas que podríamos calificar como Art Deco mexicano y la moderna mega escultura de Sebastián.

Todo dijo, dentro de un casco urbano muy cálido, muy vivible y muy fácil de dimensionar.