Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Cansados de esperar que el Ayuntamiento de Othón P. Blanco, o la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) reparen sus calles, los habitantes iniciaron con los trabajos por su propia cuenta.

Moisés de la Cruz Díaz, delegado de la comunidad, señaló que debido a la falta de respuesta de autoridades se organizaron y formaron cuadrillas de voluntarios para reparar varias calles de entrada a la localidad, el cual fue destruido por las lluvias y abandono de más de 30 años.

También te puede interesar: Invierten $23 millones en reparación de avenidas

“Fracasaron nuestras gestiones para asfaltar más de cinco kilómetros de carretera, y ayer un grupo de vecinos se armó con palas, picos y azadones para destapar cunetas y rellenar baches, además que contrataron maquinaria para raspar las calles y destapar drenajes que provocaban inundaciones”.

Informó que con el apoyo de la comunidad se consiguió maquinaria para raspar las calles y abrir zanjas donde escurre el agua, que ha provocado que cada que llueva varias familias sufran de inundaciones por los escurrimientos, por lo que se empezaron a trabajar desde el pasado fin de semana, aunque el día de ayer por las lluvias los trabajos se detuvieron.

 “Tenemos que hacer el trabajo de las autoridades municipales, las calle de entrada está destruida no se puede ingresar y el Presidente Municipal, Luis Torres Llanes, no hace nada por este pueblo, no podemos quedarnos cruzados de brazos”, señaló María Guillermina Barrera habitante de la comunidad.

Agregó que fueron muchos meses pidiendo una mejora en la calles de La Unión, y simplemente se cansaron de esperar.

Reclamó a las autoridades, encabezadas por Torres Llanes, que desde que inició la administración local se olvidaron de esta comunidad, pues carece de banquetas y calles pavimentadas y en esta ocasión se niega a rehabilitar la carretera que comunica a más de mil habitantes de este lugar, ubicado a más de 130 kilómetros de la Capital del Estado.