Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Más de 36 mil viviendas en el estado de Quintana Roo carecen de los servicios más básicos que debe tener cualquier hogar como lo es agua, luz, piso y drenaje.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del total de viviendas, casi 11 mil cuentan con piso de tierra, 13 mil no disponen de drenaje, más de cinco mil no tienen energía eléctrica y más de siete mil no cuentan con drenaje.

También te puede interesar: Seis mil viviendas vulnerables ante temporada de lluvias

Entre los municipios de Bacalar y Othón P. Blanco, más de seis mil hogares viven sin servicios básicos en sus viviendas de los cuales más de cuatro mil 400 corresponden a Othón P. Blanco y dos mil 041 a Bacalar.

De las viviendas que tienen piso de tierra (10 mil 912), la mayor cantidad se concentra en Benito Juárez con más de tres mil, seguido de Othón P. Banco con más de dos mil  y Felipe Carrillo Puerto con mil 777. Donde hay menos viviendas en esas condiciones es en Isla Mujeres con 171, seguido de Cozumel con 266.

Respecto a la energía eléctrica, casi dos mil familias en Benito Juárez viven a oscuras por la falta del servicio, seguido de Othón P. Blanco donde están en esa condición más de 700 hogares. Es en Cozumel, donde existen menos casas o viviendas habitadas sin energía eléctrica con 103.

Y respecto al agua, en Benito Juárez es donde prevalece la mayor cantidad de viviendas sin agua (cuatro mil 664), seguido de Solidaridad (mil 030) y Cozumel (504).

Los municipios de José María Morelos, Lázaro Cárdenas y Tulum, es donde se encuentra el menor número de casas que carecen de este servicio con 75, 77 y 85, respectivamente.

Andrés Blanco, regidor del municipio de Othón P. Blanco, indicó que carecer de agua es lo más grave pues es un derecho universal que toda familia cuente con este servicio.

Indicó que son muchas más las viviendas que carecen de este servicio, pues ejemplifico que solo en la zona limítrofe de Campeche, donde están asentadas 32 comunidades, dos de ellas viven sin acceso total al agua, es decir más de mil 200 habitantes.

El entrevistado comentó que los habitantes de esa zona adquieren el agua por medio de jagüeyes o aguadas y en temporada de sequía viven una crítica situación.