Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los productores cañeros redoblaran esfuerzos para recuperar el tiempo perdido en el corte de caña y por ende recuperar la zafra.

Benjamín Gutiérrez Reyes, dirigente de la Asociación de productores de caña de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR), informó que las lluvias son benéficas para la caña, pero el frío ahuyenta a los cortadores, aunado a los problemas que se presentaron en la fábrica.

También te puede interesar: Retoma el ingenio las labores de molienda de caña

“Las lluvias que de la semana pasada han traído beneficios al sector cañero, sin embargo, las bajas temperaturas ocasionaron ausentismo hasta del 50 % en el número de cortadores no salen a trabajar con frío, pero se usan las cosechadoras y se garantiza las cerca de diez mil toneladas de caña comprometidas a entregar a la fábrica diariamente”

Reconoció el esfuerzo de los cortadores, para sacar las diez mil toneladas de manera continua, con lo que se garantiza la recuperación del tiempo perdido.

“Incluyendo el retraso en las 70 mil toneladas de caña que se habían quedado, estamos hablando de una recuperación de la zafra, confiamos que así será y esperamos que no haya más problemas”

Mencionó que desde hace tres días la factoría trabaja con moliendas que oscilan entre las 8,300 y 9,500 toneladas de caña de azúcar, lo que se espera se mantenga luego de que se suspendiera la molienda desde en varias ocasiones desde el inicio de la zafra, debido a fallas en la fábrica y posteriormente a las lluvias.

El Presidente de la Unión Local de Productores de Caña de la Confederación Nacional Campesina, Aarón Renteral Campos, señaló que para sobrellevar las bajas temperaturas se les proporciona a los cortadores de caña colchonetas y cobertores para que no estén expuestos al cien por ciento a los cambios bruscos de temperatura.

“Los cortadores tienen apoyo de la organización para las bajas temperaturas, nosotros somos los responsables de ellos, por eso buscamos que estén en las mejores condiciones posibles, y de ser necesario se realizan algunos gastos para su bienestar como son los cobertores y colchonetas”, comentó.

Dijo confiar en que en próximos días las condiciones meteorológicas se reestablezcan y brinden un clima que permita a los cortadores realizar sus actividades, y poder avanzar en la zafra 2017-2018, aunque no se les puede obligar a trabajar en condiciones extremas.