Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Ayuntamiento de Othón P. Blanco ofreció disculpas públicas a seis mujeres, víctimas de tratos indignos, discriminación y hostigamiento sexual de Antonio Arenas Mondragón, ex director general de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, durante 2016 y 2017.

María Luisa Alcérreca Manzanero, en calidad de presidenta municipal fue la encargada de disculparse y hacer el reconocimiento en su calidad de víctimas a: Joanna Yasbett Lagos Martínez, Ivone Ibet Monroy Rodríguez, Rosario Tenorio Merino, Guadalupe del Belem Cano Barrera, Martha Candelaria Rosado Arceo y Wendy Sharely Ávila Novelo, por recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo), con número de recomendación Cdheqroo/011/2017/I.

También te puede interesar: Recomiendan a autoridad policial pedir disculpas públicas

En el evento público, estuvieron presentes cinco de las seis agraviadas, quienes aceptaron la disculpa.

Cuatro de ellas siguen activas en la corporación policíaca de la comuna, una labora en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), y la autoridad municipal no localizó a una de las víctimas.

Lagos Martínez consideró que es vergonzoso e increíble que a más de un año y cuatro meses, la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito Municipal y el Ayuntamiento de Othón P. Blanco haya reconocido de manera forzada, que el caso citado fue un hecho que violentó derechos inherentes hacia su persona.

Señaló que la disculpa es a nombre de funcionarios corruptos e inconscientes que hicieron caso omiso a las solicitudes de ayuda, que ella y sus compañeras tocaron puertas y nadie las atendió a pesar que contar con evidencias que respaldan que los dichos son verdad.

Por su parte, Ávila Novelo expresó que son parte de una unidad de víctimas de violencia y la experiencia vivida las ha llevado a que sigan con la meta de ayudar a aquellas mujeres que necesitan el apoyo para salir adelante.

Rosario Tenorio Merino indicó que después de 14 meses, los representantes de las instituciones que agredieron sus derechos reconocieron su falta, y aceptaron la disculpa por estar convencidas de que la verdad siempre estuvo de su lado, es por ello que el acto que se celebró es significativo y da muestra de que la legalidad y el respeto a los derechos humanos debe de ser sin duda un objetivo importante para la institución.

En su oportunidad, Martha Candelaria Rosado Arceo y Rosario Tenorio Merino, también aceptaron las disculpas públicas de la autoridad municipal, pero no realizaron comentario alguno.