Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Escuela Secundaria Valentín Gómez Farías, deberá aplicar el Marco de Convivencia Escolar para tomar acciones disciplinarias a las cuales deberán apegarse para que exista mayor seguridad hacia los alumnos.

Héctor Gómez Santín, presidente de la Sociedad de Padres de Familia, indicó que es reprobable que en una institución donde acuden niños de entre 12 y 15 años de edad, tengan un fácil acceso a sustancias ilícitas como las drogas. 

También te puede interesar: Redes sociales, el pase directo a las drogas en menores de edad

Puntualizó que gestionarán con la Comisión de los Derechos Humanos en el Estado de Quintana Roo (Cdheqroo), para que los apoyen en la aplicación del programa de “Operación Mochila”.

Exhortó a los padres de familia para que revisen las mochilas de sus hijos, antes de que se vayan los alumnos a la escuela e incluso a su llegada a sus hogares.

 “El plantel deberá aplicar el Marco de Convivencia Escolar con las firmas de compromisos, y en este acto se deberán tomar la decisión de qué acciones disciplinarias deben aplicarse”, comentó.

Indicó que la sociedad de padres de familia se enteró a través de las redes sociales del grave incidente.

“Nos preocupa este caso y estaremos convocando a los presidentes de la sociedad de padres de familia y los Comités de Participación Social de cada secundaria para que elaboren un plantel de trabajo en conjunto con la Secretaría de Educación en Quintana Roo y las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP)”, dijo.

Resaltó que esta semana estarán acudiendo al plantel, pues como representante de padres de familia en todo el Estado no pueden dejar pasar un grave hecho como tal. Dijo que hasta el momento es el primer caso que se ha dado sobre este tema en el sur del Estado.

El pasado miércoles, un alumno fue drogado con marihuana, sustancia que también consumieron tres alumnos más en un salón mientras se impartía una clase. 

El alumno, del segundo grado, fue llevado al Hospital General para  su atención donde el diagnóstico fue intoxicación por cannabis. La madre de familia, que concedió una entrevista a Novedades de Chetumal en su domicilio, indicó que es indignante que en una escuela secundaria de la ciudad y con vigilancia, circule droga entre los alumnos.

Comentó que luego de los lamentables hechos, su hijo ha sido objeto de burlas y ataques por parte de gente externa y propios alumnos, motivo por el cual aún decide con su familia si es cambiado de plantel o incluso de ciudad.