Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El año 2017 concluirá con más de 120 mil casos de conjuntivitis, una cifra superior a la registrada en los demás estados del país, según las estadísticas y proyecciones de las autoridades sanitarias.

A la semana epidemiológica número 48 del presente año, la entidad registra 118 mil 820 casos, de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave).

También te puede interesar: Quintana Roo, cerca de los 100 mil casos de conjuntivitis

Según las estadísticas, en número absolutos la entidad superó a entidades federativas como el Estado de México (112 mil casos) y la Ciudad de México (86 mil 600), mismas que superan en millones a la población de Quintana Roo.

La entidad tuvo repuntes drásticos de 18 mil hasta 35 mil casos, entre una semana y otra, durante los meses críticos que fueron agosto y septiembre.

De acuerdo con los registros estadísticos que tiene el sistema nacional de enfermedades monitoreadas cada semana desde los años 80´s, es la primera vez que Quintana Roo tiene un registro tan alto en conjuntivitis.

Alejandra Aguirre Crespo, titular de la Secretaría de Salud en la entidad (Sesa), refirió que los casos de la enfermedad han bajado significativamente respecto a semanas atrás.

Afirmó que en la última semana registrada, solo se contabilizaron 353 casos en todo el Estado.

Para la autoridad estatal, las actuales condiciones climáticas han favorecido la baja de los casos de conjuntivitis, aunque se espera que continúen apareciendo, por lo que exhortó a la población a tomar medidas preventivas.

“Las condiciones climatológicas no son las ideales para conjuntivitis, no quiere decir que no haya casos, todo el año tenemos en Quintana Roo, solamente que tuvimos esta exacerbación y no debemos de dejar de practicar las barreras de prevención”, comentó la entrevistada.

Señaló que el lavado de manos es fundamental para que el virus de la conjuntivitis no pase de una persona a otra.

Por otra parte, con la llegada de la época de bajas temperaturas invitó a la población a evitar también los cambios bruscos de temperatura, no exponerse al humo de tabaco o leña, para prevenir de igual forma las enfermedades respiratorias.