Redacción
HOLBOX, Q. Roo.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), clausuró dos obras ubicadas en la Reserva de Yum Balam, en Holbox, por el derribo de vegetación de manglar sin contar con autorizaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Con ello, suman ya 17 las obras clausuradas en la isla durante el 2017 y el presente mes, lo que busca revertir el deterioro ambiental y se pretende dictar medidas de restauración, y compensación para recuperar la flora y fauna afectadas, informa un comunicado.

También te puede interesar: Profepa clausura proyecto de la empresa Calica en Playa

Asimismo, la Profepa realizó el año pasado 16 visitas de inspección en la zona; nueve de ellas en materia de impacto ambiental y siete en materia forestal, así como 14 recorridos para la protección de los ecosistemas a través de la presencia de autoridades federales en Holbox.

Los ecosistemas de la isla se encuentran en condiciones que conservan su naturalidad y tipicidad, con ecosistemas de gran biodiversidad neotropical, con especies endémicas, raras y en peligro de extinción; diversidad de aves, tanto residentes como migratorias; mamíferos, anfibios, reptiles y plantas endémicas, además de vestigios arqueológicos de la cultura maya.

La Profepa atienden dos zonas altamente vulnerables en sus recursos naturales en la isla, así como vigilar especies enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, como los manglares y las palmas, entre otras.

Toda acción que pone en riesgo inminente de daño o deterioro grave los recursos naturales, puede ser sancionada hasta con 50 mil Unidades de Medida y Actualización. Además de las denuncias penales correspondientes, donde pueden alcanzar penas de hasta nueve años de prisión y multas de tres mil días de acuerdo al Código Penal Federal, mismas que se agravan por estar dentro del Área Natural Protegida de Yum Balam.