Agencia
TULUM, Q. Roo.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), clausuró un proyecto inmobiliario que se ubica en un terreno de más de 900 metros cuadrados, en ecosistema de duna costera y asociación de vegetación de matorral costero, por no aplicar medidas de mitigación de impacto ambiental.

En un comunicado, la dependencia informó que personal de la Profepa en la entidad realizó un recorrido de vigilancia en la localidad de Akumal, municipio de Tulum, donde detectó que se construía el proyecto denominado Condominios Nikte Akumal, informa el portal Notimex.

Ante ello, se procedió a realizar visita de inspección al citado proyecto, encontrando que los trabajos de construcción se efectuaban en un predio con una superficie de 917 metros cuadrados.

También te puede interesar: Proyecto que afectó la duna costera es clausurado por Profepa

Señaló que las obras en construcción comprenden un edificio de tres niveles, una piscina, un área de cisterna y de maniobras para el biodigestor y un contenedor de basura. 

En el predio se observó la presencia de vegetación característica de duna y matorral costeros, representada principalmente por especies como uva de mar (Coccoloba uvifera), verdolaga de playa (Sesuvium portulacastrum ), lirio de playa (Hymenocallis littoralis), palma de coco (Cocos nucifera), margarita de playa (Ambrosia hispida), Riñonina (Ipomoea pes-carprae) y ciricote de playa (Cordia sebestena).

También se constató en las colindancias del predio inspeccionado, ejemplares adultos de Palma chit (Thrinax radiata), especie listada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría o estatus de especie amenazada.

Los inspectores solicitaron al visitado la autorización federal para llevar a cabo el proyecto inmobiliario, sin que al momento de la diligencia exhibiera la autorización o exención en materia de impacto ambiental que para tal efecto emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Ante la falta de la autorización de impacto ambiental y con el fin de evitar que se continúe poniendo en riesgo los recursos naturales presentes en el sitio inspeccionado y su zona de influencia, la Profepa aplicó, como medida de seguridad, la clausura total temporal de las obras y actividades inspeccionadas.