Redacción
TULUM, Q. Roo.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), clausuró de manera total temporal obras, instalaciones y actividades realizadas en la zona de playa del Hotel Papaya Playa Project, colocadas con el propósito de efectuar un evento masivo.

Derivado de una denuncia, el 13 de enero, personal de la dependencia acudió a la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) del predio ubicado en el kilómetro 4.5 de la carretera costera Tulum – Punta Allen, colonia Ruinas Tulum, informa un comunicado de prensa.

Los inspectores observaron estructuras instaladas para un evento masivo, por lo que procedieron a realizar la visita de inspección; sin embargo, el gerente y el personal de vigilancia se negaron a permitirles el acceso por la puerta principal del citado hotel.

También te puede interesar: Clausura en Puerto Aventuras, sigue sin sanciones

Ante la negativa, el personal y seis elementos de la Dirección General de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos de Tulum, se retiraron del sitio y solicitaron el acceso por el Hotel Kore, ubicado a un costado del mencionado centro de hospedaje, sin embargo personal de seguridad intentó continuar con su negativa, y posteriormente fueron agredidos y empujados.

Informaron al personal del Hotel Papaya Playa Project que buscan constatar el cumplimiento a la legislación ambiental vigente en materia de Impacto Ambiental, por realizar obras, instalaciones y actividades en la Zofemat, sobre vegetación de duna costera.

Obras detectadas

Fueron detectadas obras e instalaciones en cuatro estructuras principales (conformadas por el escenario y tres tiendas), clavadas dentro de la arena, una estructura de madera para el láser, un estante de madera, una hilera de banderas y postes incrustados en el sustrato arenoso y aparentemente raíces secas entrelazadas, costales rellenos de arena, tambos de aluminio y varillas de acero para anclar el escenario y las tiendas, todo ello sobre una superficie total de 2 mil 429 metros cuadrados.

Asimismo, habían cables, postes de madera, escaleras, costales y diversas herramientas dispersas, las cuales fueron utilizadas para las obras, instalaciones y actividades.

Al momento de la visita de inspección, no había alguien que atendiera la diligencia ni que acreditara contar con la autorización en materia de Impacto Ambiental para llevar a cabo las obras, instalaciones y actividades realizadas, por lo que se determinó imponer la clausura total temporal.

Por la tarde, los inspectores regresaron al sitio donde se había impuesto la medida de seguridad,  y observaron que el área clausurada se encontraba cubierta con una cortina que tapaba los sellos de la Profepa. Al cuestionar esta acción, personal de vigilancia dijo que fue colocada “para proteger la zona y así evitar que personas que acudan al evento pasen a esta estructura y dañen algún sello de clausura”.

Por ello, solicitaron el retiro de la cortina, ya que al tapar los sellos se violentaba la medida, pues deben de permanecer visibles.