Joel Zamora/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- Más de 70 mil estudiantes de educación secundaria en Quintana Roo dejarán de tener talleres porque serán transformados en “clubes”, de acuerdo con el Nuevo Modelo Educativo que entra en vigor este ciclo escolar 2018-2019.

En el estado, de acuerdo con los últimos indicadores de la Secretaría de Educación Pública (SEP), existen 71 mil 491 estudiantes distribuidos en 261 escuelas quienes, según el nuevo modelo, pasarán a formar parte de los clubes que sustituyen a los talleres que por décadas enseñaron un oficio a los alumnos como carpintería, mecánica automotriz, electricidad, mecanografía, corte y confección, entre otros.

También te puede interesar: Van contra las escuelas ‘patito’ de Playa del Carmen

Ana Isabel Vázquez Jiménez, secretaria de Educación de Quintana Roo, confirmó el nuevo cambio y dijo que trabajan en cada escuela para la realización de modificaciones.

De acuerdo con la estimación, para este modelo también se involucra la participación de toda la comunidad escolar, por ello indirectamente intervienen los dos mil 907 docentes de escuelas secundarias generales y mil 695 de escuelas técnicas en Quintana Roo.

“Es el primer arranque del modelo educativo con esta propuesta, sin duda uno de los temas importantes, revisando su pertinencia y su factibilidad, es el proceso de la conversión de talleres a clubes”, dijo la funcionaria.

Pese a que una de las características del modelo es la respuesta de manera directa a intereses y necesidades de los alumnos, así como donantes públicos y privados, la Secretaría de Educación reveló que los maestros tendrán aseguradas sus horas, sus plazas y, definitivamente, su antigüedad.

De acuerdo con el nuevo Modelo Educativo, la transformación por ámbito será a través de varios puntos, entre estos: ampliar la formación académica, potenciar el desarrollo personal y social, con nuevos contenidos relevantes, de conocimientos regionales y proyectos de impacto social.

Con la Reforma Educativa, la posibilidad de esta modificación al modelo, también se extiende a clubes que hablan sobre las técnicas de estudio, la conversión en inglés, lectura y comprensión de libros informativos; así como clubes más acuñados en la sociedad, como: danza contemporánea, teatro escolar, convivencia escolar, deportes en equipo y orquestas escolares.

Sin embargo, el modelo se transforma hacia el futuro también, con clubes de educación financiera, robótica, programación, iniciativa y emprendimiento, así como retos en el mundo actual.

Aquellos clubes de conocimientos regionales establecen: el patrimonio cultural, lenguas originarias, microhistoria, educación ambiental contextualizada y tradiciones culinarias. Y por último, no menos importante, los clubes de impacto social educan a través de cuidados de la salud, de huertos y elaboración de composta, herbolaria y cuidados básicos de los animales domésticos.