Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Desde las 7 horas de ayer, autoridades marítimas decretaron el cierre del puerto a embarcaciones menores, acción que pese a que cumple el objetivo de resguardo de recursos humanos y materiales, dejó sin oportunidad de obtener ganancias económicas a prestadores de servicios turísticos.

Fueron alrededor de 50 botes que se pusieron a salvo sobre la zona costera del primer cuadro de la ciudad; entre los principales afectados se encuentran los agremiados a las cooperativas turísticas, quienes calcularon, al menos por la mañana, la cancelación de alrededor de 30 actividades recreativas.

También te puede interesar: Clima no impide la llegada de turistas a Playa del Carmen

José Gómez Burgos, secretario de la cooperativa turística del Mar Caribe, mencionó que hace tres días tuvieron condiciones similares, por lo que apenas comenzaban a recuperarse de estas suspensiones de actividad.

El problema es el tiempo, que está bien un día, pero luego llueve, y a veces no está cerrado el puerto, pero vuelve a llover y eso hace que la gente no salga y cancele, es un tema un poco atípico… el año pasado hubo más calor y menos condiciones de este tipo. Se espera que sigan las condiciones en las próximas horas”, comentó Gómez Burgos.

Abundó que desde las 5 horas de este martes, dos embarcaciones menores zarparon para realizar captura de escama; sin embargo, tuvieron que retornar a la costa casi tres horas después debido a los avisos emitidos por la Capitanía de Puerto.

No obstante, no todo resultó negativo por las condiciones climatológicas presentadas, ya que la playa El Recodo, que desde principios de año presentaba erosión, tuvo recuperación en sus dunas, derivado de los vientos del norte que acumularon arena en sus bordes.

De esta manera, turistas hospedados en los hoteles aledaños, aprovecharon estas condiciones para tomar el sol sobre sus camastros.

Luis Antonio Morales Ocaña, jefe del departamento de climatología y meteorología de la Coordinación de Protección, informó que estas condiciones se deben al paso del frente frío número 25, que ocasionó lluvias y rachas de viento de hasta 40 kilómetros por hora.

Agregó que este miércoles las condiciones mejorarán, aunque podría llegar el fin de semana otro sistema frontal.