Carlos Castillo/SIPSE
RÍO HONDO, Quintana Roo.- La escasez de pasturas a falta de agua ha contribuido a que cada día la alimentación de los hatos sea más difícil, por lo que se prevé que en los próximos meses se pudiera estar presentando una mortalidad.

Florencio Song Solís, presidente de la Asociación Ganadera Regional (UGR), mencionó que la falta de agua dificulta el panorama para todo el sector.

También te puede interesar: Fuga de vientres impide crecimiento de hato ganadero

Tenemos pocos alimentos, las zona limítrofe presentan una situación muy complicada ante la escasez de pasturas”. De la misma forma detalló que esta situación se ha venido arrastrando meses atrás, lo que está ocasionando que mucho ganado esté perdiendo peso rápidamente.

"Presentan una situación muy complicada ante la escasez de pasturas".

“La peor enfermedad por llamarlo así será la falta de alimentos, tenemos el apoyo de las autoridades pero la seca nadie la controla”.

El líder ganadero comentó que los precios del ganado se han mantenido, pero la comercialización se ha vuelto un poco complicada, ya que los compradores no quieren los hatos flacos y aunque han tenido el apoyo pro partes de las autoridades, nada se puede hacer contra los cambios climatológicos.

Guadalberto Caamal Kú, presidente de la Asociación Ganadera de Nicolás Bravo, señaló que de la misma forma el ganado ante la falta de alimento está flaqueando muy rápidamente, “viene una situación crítica, desgraciadamente se nos están flaqueando ante la escasez de alimentos”.

Expresó que “si una vaca flaquea, podemos durar hasta dos o tres meses para que recupere el peso deseado, ya que hay que hacer una gran inversión como alimentos balanceados y desparasitantes.

Señaló que sólo en esta zona limítrofe con Campeche, hay un hato ganadero de más de 15 mil cabezas y las condiciones del ganado son poco favorables para una buena comercialización, ya que los ganaderos locales están presentando problemas para ello.

“Hay mucho ganadero que tiene las reses flacas y quieren venderlas, y son pocos las que logran colocarlas”, refirió.