Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de Quintana Roo, iniciará una investigación a la empresa Certeza, ganadora de la licitación hecha por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) y contra la que existen señalamientos por mala aplicación del tratamiento de hemodiálisis, por tener como responsable sanitario de esta área a un médico que no cumple con lo que indica la Norma Oficial Mexicana de Hemodiálisis en uno de sus apartados, donde exige que ésta cuente con un nefrólogo con cédula profesional expedida por las autoridades educativas competentes, informó Miguel Alejandro Pino Murillo, director estatal Comisión.

El pasado 15 de marzo, familiares y pacientes expusieron las anomalías en el servicio que la empresa otorga, acusaron la falta de desinfección de los aparatos que utilizan para el tratamiento, la presencia de personas de limpieza en el área de hemodiálisis mientras son atendidos, la modificación en el tiempo que dura cada sesión, las recaídas e incluso hospitalización de enfermos que hasta esa fecha eran estables en su salud.

También te puede interesar: Mal servicio de Certeza genera manifestación

Al día siguiente, tras manifestarse en el hospital del Issste, entregaron a la dirección del nosocomio un oficio donde explicaron las fallas en la atención recibida.

Ante los hechos, Cofepris determinó iniciar la investigación a la empresa Certeza que puede derivar en la suspensión provisional de la clínica mientras se desahogan las verificaciones, los daños a terceros y la falsedad de información sobre los responsables sanitarios.

“Si es así, se requiere hacer una suspensión del área de hemodiálisis del hospital de manera temporal hasta que no tengan a un responsable que cumpla con los perfiles”, manifestó Pino Murillo.

Detalló que Certeza tuvo que mostrar los documentos del nefrólogo que aparezca como responsable del área de hemodiálisis, entre estos la cédula profesional.

“Necesitamos hacer una verificación para ver si está el personal; la sanción por dar información falsa, es para el nefrólogo que se hizo pasar como responsable de esta clínica y la suspensión temporal del establecimiento”, remarcó.

Por esta irregularidad y por los daños que esté causando, la Cofepris puede imponer una sanción que va de los mil hasta los 12 mil salarios mínimos, dependiendo de la afectación a terceros.

El martes, a través de una respuesta por escrito del caso, la delegación estatal del Issste señaló que no ha detectado anomalías en el servicio y atención de la empresa Certeza a los afiliados al Instituto.