La economía mexicana se contrajo 0.3% en el tercer trimestre del año, respecto al segundo trimestre, según cifras revisadas y ajustadas por estacionalidad publicadas este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato es mayor a la contracción de 0.2% que había dado el instituto con cifras adelantadas en octubre. En el segundo trimestre de 2017, el Producto Interno Bruto (PIB) de México creció un 0.6%.

Por componentes y respecto al segundo trimestre, durante los tres meses pasados, el PIB de las actividades terciarias (sector servicios) se contrajo 0.1% en términos reales, al igual que el de las secundarias, que tuvieron una caída del 0.6%; mientras que el de las actividades primarias creció 0.5%.

En una comparación anual, la economía mexicana tuvo un incremento real de 1.6% respecto al mismo período del año pasado, según reportó el Inegi.

Esta cifra fue igual a lo estimado por analistas consultados por Bloomberg, quienes esperaban un crecimiento de 1.6% en su comparación anual. Comparando las cifras del tercer trimestre de 2017 contra el mismo período de 2016, el PIB de las actividades terciarias se elevó 2.5%, el de las secundarias tuvo un descenso de 0.7% y el de las primarias aumentó 0.8%.

El Banco de México redujo el miércoles anterior su pronóstico de crecimiento para este año a un rango de 1.8% a 2.3%, citando el impacto de los desastres naturales y la incertidumbre relacionada con las conversaciones para revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan). Dos sismos en septiembre contribuyeron a reducir las expectativas de crecimiento económico para el tercer trimestre, aunque muchos analistas esperan que la reconstrucción impulse la expansión el próximo año.

El gasto del consumidor también ha mostrado signos de debilitamiento, con las ventas minoristas estancadas en los últimos meses, y el crecimiento de los préstamos se ha enfriado. El miércoles pasado, el gobernador del Banco Central, Agustín Carstens, dijo que la preocupación por el Tlcan probablemente está frenando la inversión.

Es poco probable que la economía reciba un impulso adicional de una política monetaria más flexible en el corto plazo. Banco de México ha dejado su tasa de interés clave en suspenso desde junio después de elevarla al 7%, el nivel más alto desde 2009, en medio de un aumento de la inflación.

Si bien los analistas dicen que la inflación probablemente alcanzó su punto máximo en agosto y se desacelerará a comienzos del próximo año, pronostican que Banxico esperará hasta la segunda mitad de 2018 para reducir los costos de endeudamiento, de acuerdo con el pronóstico promedio en una encuesta de Bloomberg.

Inversión extranjera en cartera crece 18% durante 2017 México captó 19 mil 776 millones de dólares en inversión de cartera entre enero y septiembre de este año, monto 18% mayor al reportado en el mismo período de 2016. El mayor crecimiento, de 249%, fue valores del sector privado, que obtuvo 12 mil 236 millones de dólares. De ellos, 5 mil 776 millones correspondieron a valores emitidos en el exterior y 6 mil 460 millones fueron captados por el mercado accionario y de dinero, de acuerdo con los registros del Banco de México. La inversión extranjera en valores gubernamentales se contrajo 43%, con un monto de 7 mil 540 millones de dólares, el menor flujo reportado desde 2009.

En su reporte sobre la balanza de pagos al tercer trimestre, la autoridad monetaria indicó que la economía mexicana continuó captando recursos a través de la cuenta financiera, principalmente por concepto de inversión directa y de cartera. No obstante, explicó que hacia adelante no pueden descartarse nuevos episodios de volatilidad debido a factores como un apretamiento de las condiciones financieras globales mayor a lo actualmente anticipado por los mercados.