Las personas físicas pagarán menos impuestos este 2018, ya que la tarifa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) aplicable a estos contribuyentes se ajustará con base en la inflación.

De acuerdo con la firma de contenidos legales de IDC Asesor Fiscal, Jurídico y Laboral, el ajuste a las tarifas del ISR para personas físicas, con ingresos por salarios, actividades empresariales y honorarios, arrendamiento, entre otras actividades productivas, es de casi un 17% a partir del pasado 1 de enero de 2018, que representa prácticamente la inflación acumulada desde su última actualización (diciembre de 2013) a diciembre de 2017, según lo estipulado en el artículo 152 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

La actualización se realizó únicamente en los rangos de los límites inferiores y superiores, así como en las cuotas fijas, sin que los porcentajes hubieran sufrido ajuste, por lo que el efecto para los contribuyentes sobre un monto de ingreso igual en 2017 en comparación con 2018, será un menor impuesto.

La firma ejemplificó que sobre una base gravable (ingresos menos deducciones o exentos) de 10 mil pesos mensuales, para el 2018 se pagará 124.86 pesos menos respecto al ISR que se pagaba en 2017, una reducción de 12%. Mientras que sobre 20 mil pesos al mes, el ISR de 3 mil 167 del año pasado pasaría a unos 2 mil 979 pesos; por lo que en el 2018 se pagará un impuesto menor por 184.34 pesos respecto al ISR que se pagaba en 2017.

Para niveles más altos de ingresos, las reducciones serán menores. Así, en este 2018, las personas físicas percibirán un ajuste en el pago del ISR, debido al repunte de la inflación en el último año.

De acuerdo con el Código Fiscal de la Federación y la Ley del Impuesto Sobre la Renta, cuando se acumulan 10 puntos inflacionarios se ajusta la tabla de los estratos de ingresos con los que se calcula este impuesto.

Subió la tortilla... y los productores de maíz no ven beneficios

El incremento al precio de la tortilla no beneficia en nada a los productores de maíz, por el contrario. Ya que, en este momento, el precio del maíz se encuentra entre 15 y 20% abajo del precio de hace un año, aseguró el presidente de la Unión Agrícola Estatal de Productores de Maíz, José Ángel Contreras Carrera.

“Venimos a desmentir que sea un costo en el incremento del maíz lo que esté impactando en este momento en el precio. Si ha de haber un incremento al precio de la tortilla no tiene que ver con casos imputables a los productores”.

A nivel nacional el precio promedio de la tortilla es de 14 pesos, con sus variaciones, explicó, sin embargo, a los productores se les paga el kilo de maíz entre tres y tres pesos con 50 centavos.

Además, indicó que de un kilo de maíz se extraen en promedio 1.8 kilogramos de tortilla. Contreras Carrera consideró injusto el precio al que la pagan el maíz debido a que ellos no reciben ningún porcentaje del incremento, ni reciben lo justo por su producto.

“De los 14 pesos que un ciudadano paga para comprar un kilogramo de tortilla, nosotros recibimos 3.3 pesos”. Es por esto por lo que mencionó que hoy, los productores se encuentran en una situación muy difícil, debido a que en este momento el maíz se les está pagando un 15 y 20% más barato.

Debido al incremento al precio de las gasolinas y otros insumos, los industriales de la tortilla anticiparon un aumento en su precio en este 2018.

En el norte del país es donde se reportan los precios más altos de este insumo básico. De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE), el precio del kilo de tortilla se promedió en 14.02 pesos en todo el país este 3 de enero. El incremento tomando en cuenta el mismo mes del año anterior fue de 8.84%. En Hermosillo, el precio alcanzó los 19. 83 siendo el más alto de todo el país. En Mexicali fue de 18.29 y en Ciudad Obregón y Nogales llegó a los 17.50.