Durante el décimo mes del año se observó un “freno” en el consumo privado al crecer 2.5% a tasa anual con cifras ajustadas por efecto calendario, cifra menor a las observadas durante los últimos siete meses, publicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El consumo es el principal motor de la economía mexicana, pues representa cerca del 70% del Producto Interno Bruto (PIB).

Esta variación a la baja se explica por una menor cantidad de bienes y servicios nacionales consumidos, que aunque mostraron un crecimiento anual de 1.8%, diversos factores como la depreciación del peso, el ascenso de la inflación y el encarecimiento del crédito, provocaron que dicha expansión sea la más baja desde agosto de 2014, cuando el consumo reportó un alza de 1.5% anual.

De manera desagregada, el consumo en bienes nacionales creció 1.1% respecto a octubre de 2016, mientras que los servicios se expandieron en 2.7% a tasa anualizada y con base a cifras desestacionalizadas.

“El crecimiento en el gasto de servicios podría empujar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) más allá de los esperado durante el último trimestre del año”, comentó en un reporte matutino Luis Armando Jaramillo-Mosqueira, analista de Scotiabank.

En contraparte, el consumo en bienes importados es el que ha mantenido el crecimiento del consumo, pues durante el mes de octubre registró un aumento de 5.5% con relación al año anterior. En la variación mensual, el consumo privado en el mercado interior (IMCPMI) disminuyó 0.8% respecto a septiembre.

A la vez, el consumo nacional presentó una variación a la baja de 0.6 %, mientras que el consumo de bienes importados también se vio disminuido en 2.7 % en relación con el mes precedente.

Generación de empleos tiene su mejor año desde 1996

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó el pasado jueves que en 2017 se crearon 801 mil 831 empleos formales, lo que representó un crecimiento de 4.3% anual y la cantidad más alta de puestos de trabajo generados desde 1996.

Como todos los cierres de año y debido a factores estacionales, se registró una caída de 337 mil 536 empleos durante diciembre de 2017, equivalente a una tasa mensual de -1.7%, “esta disminución está en línea con lo reportado en los diciembres de los 20 años previos, con una tasa promedio de -1.8%”.

El instituto indicó que al cierre del año 2017 se alcanzó la creación “histórica” de más de 800 mil empleos afiliados en el IMSS, es decir, 801 mil 831.

“Este es el tercer mejor aumento reportado desde que se tiene registro, sólo ligeramente por debajo de los cierres de año de 1980 (804 mil 310) y 1996 (819 mil 950) y 69 mil 240 o 9.5% más que el aumento reportado en el 2016 (732 mil 591)”, señaló en un comunicado.

La creación de más de 800 mil empleos en el año equivale a una tasa anual de 4.3%, porcentaje que duplica el rango de crecimiento previsto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para el cierre de 2017, que es un rango de 2 a 2.6%.

El aumento anual en el empleo fue impulsado por el sector agropecuario con un crecimiento de 7.6%, transportes y comunicaciones con 6.7% y construcción con 5.8%. En tanto, Comercio, Servicios Sociales y Comunales y la industria eléctrica, reportaron las tasas más bajas de generación de empleos con 3, 2.7 y 0.6%, respectivamente.

Los estados de mayor crecimiento anual son Quintana Roo, Baja California Sur y Querétaro con incremento mayor a 8%; en contraste, los estados petroleros Tabasco y Campeche reportaron un decremento en el empleo con -2.4 y -0.9%, respectivamente.

Con lo anterior, al cierre de 2017 se alcanza un registro de 19 millones 418 mil 455 trabajadores asegurados en el IMSS, de los cuales, el 86% son permanentes y 14% son plazas eventuales. En los últimos 6 años estos porcentajes se han mantenido relativamente constantes.