Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur) y el Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE), cúpulas empresariales, buscan detener el crecimiento desmedido de los negocios en vía pública en Cancún que obtienen permisos para estar en la calle y que, e incluso, empresas aprovechan para colocar decenas de puestos, lo que representa una competencia desleal.

Cada vez hay más comercio informal, e incluso, empresas han aprovechado para utilizar este modelo de ventas para expandir sus negocios como puestos de tacos, tamales y marquesitas, algo que preocupa, ya que evaden el pago de impuestos pese a que ya son un negocio establecido y no pagan a los empleados prestaciones, mencionó Rafael Ortega Ramírez, presidente de la Canaco-Servytur.

También te puede interesar: Artesanos bajan sus ventas 'por culpa' de los ambulantes

“Además nos preocupa que el regidor Melitón Ortega, encargado de la comisión de comercio, sea el líder de los tianguistas, ya que le hemos pedido la regulación, pero pareciera que entra en un conflicto de intereses”.

En promedio son tres mil 600 comercios en vía pública que tiene registrados la Dirección de Comercio en Vía Pública, y cada mes reciben cerca de 100 solicitudes para establecerse en un sitio de la ciudad.

Eloy Peniche Ruíz, presidente del CCE, dijo que como parte de la reelección trabajarán en este tema ante el alza de estos negocios que afectan a los que sí pagan impuestos.

La Canaco-Servytur en Cancún durante los dos primeros meses del año registraron la baja de 126 afiliados que cerraron sus cortinas, lo que va a un ritmo más rápido que el año pasado cuando alcanzaron 370.