Carlos Castillo/SIPSE
RÍO HONDO, Q. Roo.- Desde el pasado fin de semana la comunidad de Cacao, del municipio de Othón P. Blanco, no cuenta con servicio de energía eléctrica, dejando pérdidas económicas a más de 30 comercios de la localidad.

Mientras, la Comisión Federal de Electricidad (CFE),  no ha dado respuesta a la situación que demandan los habitantes.

Armando Hernández Hernández, delegado de la comunidad de Cacao, explicó que repentinamente desde el sábado se quedaron sin energía eléctrica y pese a que se ha reportado en infinidad de ocasiones, no les han restablecido el servicio.

“Desde el pasado sábado no tenemos energía eléctrica, además de estar incomunicados telefónicamente, al no haber manera de cargar los teléfonos móviles, hay pérdidas de alimentos en las viviendas”, comentó.

También te puede interesar: ¿Dónde te agarró el apagón de anoche?

"Desde el pasado sábado no tenemos energía eléctrica, además de estar incomunicados telefónicamente, al no haber manera de cargar los teléfonos"

Explicó que los comercios, principalmente los abarrotes han tenido pérdidas considerables en alimentos perecederos que necesitan refrigeración y algunos productos que necesitan conservarse de la misma manera.

Esta situación, dijo, ha causado inconformidad en los abarroteros; sin embargo, tampoco al llamado de ellos llega la CFE para solucionar la situación.

Agregó que debido a que ya han pasado varios días desde que no tienen energía eléctrica, han pedido ayuda a la comuna capitalina, para que hagan el enlace con la paraestatal y tratar de que les restituyan el servicio, pero tampoco han tenido respuesta.

Asimismo, dijo que esto afecta incluso en la alimentación de la población, pues la tortillería de la localidad tampoco está funcionando, y las personas tienen que viajar hasta el pueblo siguiente para comprar uno de los alimentos principales de la dieta diaria en la zona rural.

Julio Andrés Moo, propietario de la tienda de abarrotes “La Bendición de Dios”, señaló que han perdido más de cinco mil pesos en productos perecederos, tales como jamón, salchicha, queso, chorizo, mantequilla, carnes, yogurt y otros derivados.

“Estamos teniendo pérdidas, aquí en el pueblo tan solo de abarrotes somos más de 20 comercios, y pese a que ya reportamos la falta del servicio de energía eléctrica en los números que existen, simplemente no han llegado a resolver la situación”, finalizó.