Redacción/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- Un conductor que estaba presuntamente alcoholizado, acabó dentro del mar con todo y camioneta. Los hechos ocurrieron alrededor de las 10 horas de ayer, en la zona norte de la isla, en la rampa ubicada frente a las instalaciones de Base de la Guarnición Militar, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Varias personas reportaron al sistema de emergencias 911, que el chofer de una camioneta marca Jeep tipo Cherokee de color roja, era conducida por un sujeto, quien como todos los días, al llegar a la rampa situada a un costado del boulevar Rafael E. Melgar, ingresó de reversa con un remolque para poner en el mar una moto acuática, propiedad de su patrón; sin embargo, dentro de la operación, la pesada unidad resbaló y no pudo hacer nada para controlarla, y se fue de reversa hasta hundirse completamente en el agua salada.

También te puede interesar: Buscan sacar 40 coatíes de Cozumel por 'ser nocivos para turistas'

(Redacción/SIPSE)

Diversas personas apoyaron al conductor, se solicitó la ayuda del personal de Protección Civil, pero al sitio sólo acudieron policías municipales para tomar nota de lo que ocurrió. Los elementos no intervinieron en el rescate y tampoco personal de la estancia mencionada acudió para auxiliar a los involucrados.

Durante más de una hora de maniobras y esfuerzos, fue alrededor de las 11:25 horas de éste domingo, cuando por fin lograron sacar la camioneta, sin embargo, según testigos y conocedores, la unidad pudo haber tenido pérdida total, luego que el agua de sal invadió el motor y sistema eléctrico al quedar sumergida en su totalidad.

El vehículo afectado pertenece a unos extranjeros judíos que rentan motos acuáticas en Cozumel. Durante las maniobras un joven que estaba ayudando resultó lesionado del pie derecho al pisar una filosa piedra, por lo que tuvo que acudir por sus propios medios al hospital general para una valoración.