Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- Atravesado en un trozo de hierro de la barrara de contención del camino que lleva a la comunidad de Cacao, acabó un vehículo Honda Fit al esquivar un perrito que se le atravesó en el camino.

El pedazo de metal se incrustó justamente en el faro del costado derecho del automóvil compacto y por fortuna, el chofer Wilberth N logró esquivar el golpe.

Según el parte de la policía, Wilberth andaba de paseo por la comunidad cerca de la ribera del Río Hondo, pero para su mala suerte un perrito cruzó inesperadamente la calle y para no atropellarlo dio un volantazo a la derecha, pero al frenar perdió el control, terminando contra la barra de contención, pero logrando salvar la vida del perrito, mismo que del susto salió huyendo.

Unos lugareños le ayudaron a salir del automóvil mientras llamaban a los servicios de emergencia.

También te puede interesar:¡Por un perro! Derriba una palmera y una luminaria

No es la primera vez 

A principios de año, vecinos de la colonia Del Bosque pidieron el apoyo de los cuerpos de emergencia momentos después de que el conductor de un auto compacto perdió el control, según por lo que le dijo a las autoridades, debido a que un perro se le atravesó y no quiso atropellarlo, para proyectarse hacia el camellón derribando una palmera y un poste de luz.

De acuerdo al reporte de las autoridades, a las 13:30 horas del pasado miércoles, Luis Augusto "N", circulaba a exceso de velocidad en su vehículo marca Ford tipo Ka color rojo, sobre la Calzada Veracruz, al parecer se dirigía a un establecimiento para comer, después de pasar la noche anterior ingiriendo bebidas alcohólicas.

Los daños fueron valorados en más de 50 mil pesos, por lo cual Luis fue turnado ante las autoridades.