Jocelyn Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Una de las conductoras de espectáculos consentida del público es Verónica Gallardo, a quien vimos en “La Oreja” al lado de Pepillo Origel, después compartió cuadro con Fabián Lavalle y ahora podemos verla en “La Cuchara” por televisión de paga y dará mucho de qué hablar ahora que ha sido nombrada presidenta honoraria del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Nogales, Veracruz.

En entrevista exclusiva para Novedades Quintana Roo, Verito compartió los pormenores de su cargo y las aventuras que ha vivido desde que tomó protesta el pasado 2 de enero, tras la invitación del alcalde Guillermo Mejía Peralta.

También te puede interesar: Aprende a crear obras de arte con... ¡cerillos de madera!

“Inicié el año con el pie derecho, estoy muy contenta, es una invitación que me hace Guillermo Mejía Peralta, alcalde de Nogales, Veracruz, quien es amigo mío desde hace 15 años y en diferentes ocasiones me pidió ayuda para colectar una cosa aquí, otra allá y lo hice con mucho gusto, porque es una persona joven con muchas ganas de ayudar y de estar con el pueblo y uno se da cuenta, de ahí surgió una buena amistad, después vinieron sus amigos que se hicieron presidentes y me pidió colaborar con ellos, pero yo no lo hacía por el cargo político que ellos tuvieran, sino por estar cerca de la gente y la verdad, mi marido Roberto, mi hijo y yo siempre hemos hecho esto; desde antes de casarme pedía ayuda de juguetes estando con Maxime y me iba a entregarlos”, detalló la simpática conductora.

Después de su nombramiento y la toma de protesta, su primer acto protocolario fue la entrega de juguetes en el municipio, evento que fue viralizado en redes sociales por el mismo alcalde, “en este medio sabes que se conoce mucha gente, como el empresario de Cannon Mils, Ernestito Salgado, que alguna vez me donó camisetas, calzones y calcetines nuevos y así me voy pidiéndole a todo el mundo, y ahora que Guillermo Mejía Peralta, el alcalde de Nogales, Veracruz, me hace la invitación, dije wow, tengo dónde concentrar la ayuda; a mí me gustaría que fuera por todo México, pero todavía no llego a crecer tan grande, pero al menos tengo una población de 500 mil personas que pueden recibir esa ayuda, así que tomé protesta y soy presidenta, hay un director del DIF y están en contacto conmigo para las cosas que se hacen vía DIF Estatal que lo hace el gobierno central de Veracruz y el Municipal, ellos están concentrados en su trabajo y yo le ando buscando por todos lados. Gracias a Dios hermoso que pone todo en su lugar conocí una fundación que se llama Bora AC, les conté mis planes y llevo a la sierra 1500 juguetes y 570 a la comunidad náhuatl donde nunca habían recibido ni siquiera un juguete usado, allá hay temperaturas bajo cero y me valió, conocí el trabajo de Bora su fundadora, ella les armó una juguetería a la que entran los niños solos a escoger lo que quieren, sin hermanos, sin adultos y así todos los niños se llevaron su juguete”, platicó entusiasmada.

El siguiente paso para la conductora es ayudar junto con una de sus mejores amigas, la reconocida dermatóloga Olga Navarrete Prida, a un grupo de 18 personas que sufren de una enfermedad genética que se llama Ictiosis, pues en algún momento el gobierno pasado las dejó abandonadas a su suerte y sin medicamento, por lo que ahora Vero retoma el caso y hará lo necesario para apoyarlos.

“En algún momento Guillermo los ayudó mucho y les dio su tratamiento, después llegó otro gobierno que no les dio nada y me los olvidó, ahí están tirados en una comunidad que se llama El Campanario, entonces dije a ver qué puedo hacer por ellos y me puse en contacto con una amiga que adoro y que amo, ella es Olga Navarrete Prida que cuando le comenté dijo cuentas conmigo, yo los atiendo y vemos si los laboratorios nos donan el medicamento, y si no yo veo de dónde lo saco porque a veces el municipio está enfocado a otras cosas, mi presidente se tiene que evocar a calles, baches y demás, a la gran mayoría, él tiene que cuidar a un pueblo entero y yo me encargaré de las minorías, así que estaremos al pendiente de ellos”, dijo.

Y así como hay buenas personas que apoyan a Vero, hay gente que le ha dejado experiencias de las que poco a poco va aprendiendo; sin embargo, eso no la detiene para ayudar a su gente, además pretende ayudar a adultos mayores y a sus amados perritos. Paralelo a su cargo honorario en el DIF.