Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las mujeres deben cuidarse entre sí. Para evitar cualquier tipo de violencia psicológica o física en sus lugares de trabajo o cuando realicen en sus actividades cotidianas.

Martha Morga Arias, secretaria general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (Fstse) en la entidad, explica que se brinda asesoría a más de nueve mil mujeres trabajadoras federales en cuestiones de prevención.

También te puede interesar: Detectan ‘focos rojos’ por violencia contra la mujer

Lo anterior se deriva de la campaña Te Queremos Viva que se promueve en Quintana Roo y por eso hacen lo respectivo con las agremiadas a esta Federación, y con la intención de orientarlas se imparten talleres en las instalaciones de la institución o se dan los consejos entre ellas mismas o de manera personal.

"Gritamos juntas, corremos juntas, nos defendemos juntas, es de los lemas que estamos impulsando entre nosotras"

“Gritamos juntas, corremos juntas, nos defendemos juntas, es de los lemas que estamos impulsando entre nosotras, porque nos exponemos más en la vía pública; en el caso de nuestros lugares de trabajo es más fácil defenderse, porque está el jefe o los mismos compañeros casi siempre a los alrededores”, señaló.

Consejos

Entre los diferentes consejos que están proporcionando al gremio femenil son tener consigo un silbato, ya sea en las calles o cualquier lugar, para hacerlo sonar en caso de peligro o que alguien pretenda causarle daño a la portadora del instrumento.

Avisar, por cualquier vía de comunicación, a conocidos, amigos o familiares de los lugares en donde se encuentra o va a recorrer, para que en caso de desaparición, se sepan los últimos puntos de referencia en los que estuvo, así como las horas aproximadas de llegada.

“Son acciones que estamos aplicando para prevenir delitos en contra de las mujeres; les decimos a las compañeras que se trata de una cadena de ayuda y cuidado preventivo, que pueden hacer llegar a niñas y adolescentes; son varios puntos como por ejemplo, mantenerse siempre comunicadas con sus familiares”, apuntó.

En caso de que perciban que alguien las está siguiendo mientras va por la calle, acercarse de inmediato a alguna persona y sujetarle de la mano, de preferencia mujer, hacerle plática como si se conocieran y contarle que se siente amenazada, para que entre los dos puedan reaccionar de mejor manera o en su caso ahuyentar al agresor potencial.