Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La Dirección de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) suspendió actividades de colocación de estructuras sobre la playa Punta Esmeralda, las cuales servirían para edificar una palapa en pleno paso público.

Hugo Uribe Nicolás, director de la dependencia, comentó que el particular es el concesionario que hace uso de un club de playa, el cual desde hace cerca de 15 días comenzó a colocar columnas de madera, sin embargo, luego de la supervisión de los inspectores de la dependencia, se detectó que no tenía ningún tipo de permiso.

También te puede interesar: Piden a Marina Kaybal restauración de zona de regadera

El funcionario manifestó que, pese a las circunstancias, no se levantó denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y será en esta semana que se retiren las cuatro columnas de madera de casi tres metros de altura.

Agregó que el particular no presentó manifiesto de impacto ambiental ni tampoco licencia de construcción. En el sitio donde están las estructuras no dieron información al respecto.

Es en la parte norte del acceso a la playa Punta Esmeralda, donde se detectó esta construcción y de acuerdo con inspectores de la dependencia, al principio, aunque se había advertido de la ilegalidad, el particular se negó a parar los trabajos, no obstante luego de una visita formal, se procedió a presentar la suspensión, pero no se colocaron sellos oficiales.

El Reglamento para el Uso y Aprovechamiento del Mar Territorial, Vías Navegables, Playas, Zona Federal Marítimo Terrestre y Terrenos Ganados al Mar, prohíbe este tipo de actos: “Se prohíbe la construcción e instalación de elementos y obras que impidan el libre tránsito por dichos bienes, con excepción de aquéllas que apruebe la Secretaría atendiendo las normas de desarrollo urbano, arquitectónicas y las previstas en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente”.

Inspectores de la dependencia con área de vigilancia en esa parte del litoral, comentaron que esperarán esta semana para que el particular retire las estructuras, pero en caso de que no acceda a la petición, serán los mismos trabajadores de la dependencia quienes realizarán el desmontaje.